Transvision Vamp

En Brighton, Wendy James estudiaba literatura inglesa y cantaba canciones de Patti Smith en un club. Allí­ conoció a Nick Sayer. Juntos, además de mirar al mar y mirarse el mar, decidieron formar un grupo e irse a Londres, donde incorporaron a Dave Parsons, Tex Axile y Pol Burton para formar Transvision Vamp, una banda guitarrera con chica tremenda al frente. La cosa habí­a funcionado mil veces (Bondie o los Motels) y fueron fichados sin mucha pasantí­a.

Del primer disco, Pop Art, sacaron Tell that girl to shut up, Revolution Baby y I want your love. En el ví­deo, queda clara la escenografí­a, tres macarras sin rostro escoltando a una sensual lolita de voz dura y pintalabios rosa.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_N8bGHtUGJU[/youtube]

El segundo disco, Velveteen (1989) fue el de consolidación en Gran Bretaña y el de la exportación. El primer sencillo, Baby, I don’t care, se oyó en todo el mundo y el grito de Wendy al inicio sigue siendo prí­stinamente sexual. El ví­deo, de nuevo con los tres macarras arquetí­picos rodeando a la dama de pintalabios rosa en diversos corpiños, serí­a hoy multicriticado, demostrando que la ciencia avanza pero también la estupidez.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=VOuDAjbxcV4[/youtube]

También sacaron The only one, Landslide of love (tema con poderoso olor a banda sonora original) y Born to be sold, una canción sobre la industria cultural y sus productos prefabricados, una canción sobre ellos. La gente que se hace el tonto no tiene porqué serlo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Bkn_K0q91-M[/youtube]

El tercer LP, Little Magnets Versus The Bubble Of Babble, sugerente tí­tulo y gris resultado, fue el último. Se habló de discrepancias con la discográfica y del deseo de Wendy de iniciar carrera en solitario (ignorando todos los escritos de Gubern sobre el morbo de la mirada vicaria). En If Looks Could Kill, hay un descenso de las guitarras y un, preocupante, aumento de labios.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=iKb2PGLYXfc[/youtube]

Todo se concretó en la separación del grupo, la mudanza de Wendy James a NY y varias desafortunadas operaciones de estética (tiene una foto en la que se parece demasiado a Carmen Martí­nez Bordiu). Después de una infructuosa carrera en solitario (con disco escrito por Elvis Costello) de la que no se quiere acordar y de unos años dedicados a perezosear un poco, formó un grupo llamado Racine que está bastante bien. Los morros, madre mí­a, arrrrrrr I sí­ care.

Deje un comentario