Somos carroña

Hace una semana, mi padre me llamó la atención sobre una noticia: Bankia vendía un bloque de préstamos a un fondo buitre.

Hoy leo en El Economista:

Catalunya Caixa vende su inmobiliaria a dos fondos buitre 

El resto de medios no son tan claros, pero nos dan datos. En Cinco Días, que lo llama fondo oportunista, leo:

Catalunya Banc ya ha encontrado comprador para su división inmobiliaria, que gestiona unos activos de 8.700 millones de euros y más de 50.000 viviendas. Los fondos internacionales Kennedy Wilson y Värde Partners han alcanzado un acuerdo para adquirir el 100% de la filial del banco nacionalizado por una cifra que oscila entre los 30 millones y los 40 millones de euros. Sin embargo, el importe de la transacción podría elevarse a 50 millones o 60 millones de euros a medio plazo, en función de los resultados que obtenga la compañía, según han asegurado las fuentes conocedoras de la operación.

El objetivo de Kennedy Wilson y Värde Partners es convertir CatalunyaCaixa Inmobiliaria en su plataforma de crecimiento en España, donde cuentan con planes ambiciosos para adquirir inmuebles que tienen a la venta las entidades financieras, el banco malo Sareb y las Administraciones. Estos fondos estadounidenses consideran que ya es el momento de comprar carteras de activos en España, por eso necesitan hacerse con una empresa especializada en asset management y servicios inmobiliarios?, explican las fuentes consultadas para argumentar la inversión en la filial de Catalunya Banc. [….]

Los 50.000 pisos y los activos de 8.700 millones que gestiona son propiedad de Sareb (6.400 millones) y de Catalunya Banc (2.300 millones). Como se recordará, el banco que preside José Carlos Pla traspasó a la sociedad pública de gestión de activos el grueso de sus adjudicados en diciembre. De los más de 6.000 millones traspasados a Sareb, un tercio eran inmuebles adjudicados y dos tercios correspondían a créditos con empresas promotoras.

Simplificando. Activos de 8.700 millones de euros y más de 50.000 viviendas quiere decir 174.000 euros por vivienda. Habrá casoplones en Tossa y torres de oficinas, pero también, perdón la demagogia, panaderías y pisos en Santa Coloma.

Si no he calculado mal (que seguro que sí porque soy un lego), la cifra de venta (8.700 millones-40 millones) indica un descuento del 99,5%. Esto quiere decir que una vivienda media de 174.000 euros se ha vendido por 870 euros. Dos tercios de esas viviendas aún no existen, pero el otro, sí. Son unas 16.667 casas.

Volvamos a la demagogia. Si a uno le queda una hipoteca de 150.000 euros, el fondo la ha comprado por 750 euros, pero le va a reclamar esos 150.000 y, si no los paga, habrá deshaucio (salvo que la PAH lo impida).

Es normal que las empresas quieran vender stocks perjudiciales para sus cuentas y que lo hagan con descuentos. Pero no es una empresa normal, ni se trata de un producto normal. Catalunya Caixa tiene una participación del estado (Frob) del 90% y ha recibido ayudas públicas por valor de 2.968 millones de euros. El artículo 47 de la Constitución dice “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”.

Vamos a completar la frase anterior. Si a uno le queda una hipoteca de 150.000 euros con el estado, este se la vende por 750 euros a un fondo, que le va a reclamar esos 150.000 y, si no los paga, habrá deshaucio (salvo que la PAH lo impida). El estado podría haber ofrecido esas casas por 750 euros. Hombre, 150.000 euros a mano no tiene todo el mundo; pero 750 euros es otra cosa.

Ayer leímos:

Sareb cierra su primera gran venta de activos por 100 millones de euros

Sareb, el banco malo, cierra su primera gran operación medio año después de iniciar su andadura. La sociedad anunció ayer la adjudicación de la cartera Toro, tras un proceso competitivo de tres meses en el que ha resultado ganadora la oferta presentada por el fondo de capital riesgo norteamericano H.I.G. Capital.

La operación, como estaba previsto, se ha articulado a través de la creación de un Fondo de Activos Bancarios (FAB), el primero que se crea en España. Operará, en la práctica, como una joint venture (alianza), que recibirá y desarrollará los activos inmobiliarios de la cartera Toro para su comercialización futura: 939 viviendas en Andalucía, Canarias, Cantabria, Cataluña, Valencia, Baleares, Madrid y Murcia, junto a 740 plazas de garaje y trasteros, y un local comercial. […]

Fono de capital riesgo. Infolibre lo llama fondo buitre y destaca que la Sareb no informa del precio por el que compró las viviendas ni cómo se financia la operación, quién pone el capital y la deuda, y a qué interés. No sabemos nada, salvo que cada vivienda (sin contar garajes, trasteros y locales) se valora en algo más de 100.000 euros. Vuelve a ser curioso que el estado no ofrezca a sus ciudadanos un bien protegido por la Constitución.

Una respuesta está esta noticia de octubre de 2012:

Fondos internacionales, al olor de una sardina llamada España

Fondos de inversión extranjeros merodean estos días los despachos de las entidades financieras españolas y oficinas gubernamentales. La próxima creación de un banco malo y la posibilidad de que España solicite el rescate atrae a este tipo de sociedades.

Los fondos merodean los despachos. La ciudadanía no existe.
Lo que está claro es que somos carroña.

PD: Merece la pena recordar el texto de Bankia.

Bankia vende 1.354 millones de créditos fallidos por 60 millones. Traspasa 76.000 préstamos con un descuento del 95%

[…]

La primera de las carteras está conformada por créditos al consumo dirigidos a particulares y autónomos por un importe de 317,3 millones de euros, mientras que las otras dos carteras proceden de financiación al segmento de pymes (préstamos, cuentas de crédito y descuento comercial). Entre las tres hay más de 76.000 operaciones, de las cuales más del 80% proceden del segmento de financiación al consumo para particulares.

[…]

Algunos operadores del mercado apuntan como comprador al fondo buitre norteamericano Elliot Management, aunque desde Bankia se remitieron ayer al acuerdo de confidencialidad para no revelar la identidad del comprador. Ese fondo ya adquirió recientemente una cartera de créditos al consumo de Santander.

Bankia, una empresa que ha recibido 22.424 millones de ayudas públicas en capital y ha traspasado 25.000 millones en activos tóxicos al banco malo, vende 60 millones en créditos a particulares, autónomos y pymes a un fondo buitre, del que no nos dice su nombre, con un descuento del 96%.

El fondo buitre, dice Expansión, espera conseguir cobrar hasta un 6-8% de los créditos, duplicando su inversión. Para ello, usará empresas de recobros que presionarán a particulares, autónomos y pymes, provocando deshaucios, ceses de actividad o cierres de empresas.

¿Por qué Bankia, una empresa que ya ha hecho perder 1.800 millones a sus clientes por inversiones en activos financieros dudosos y ha prescindido de 6.000 trabajadores, no ha ofrecido la quita del 96% a esos particulares, autónomos y pymes? Es probable que 10.000 euros sean imposibles de asumir para una pyme, pero 400 ya es otra cosa.

¿Por qué se ofrece a un fondo buitre y no a los deudores y se evita la destrucción de tejido productivo? Porque sería un cambio en las reglas del juego. ¿Por qué no lo evita el gobierno? Porque sería un cambio en las reglas del juego. ¿Por qué no se ofrecieron directamente esos casi 50.000 millones al tejido productivo en lugar de entregarlo a una empresa financiera? Porque sería un cambio en las reglas del juego. ¿Por qué no se dejó caer a esa empresa financiera y sí se dejará caer a esos particulares, autónomos y pymes? Porque sería un cambio en las reglas del juego.

Todas las preguntas anteriores entran dentro del ámbito de cosas que no se pueden hacer. Y esa delimitación de las reglas del juego se eligió democráticamente en las elecciones de 2011 y en las de 2008 y en las anteriores. La sustitución de un partido por otro en un país no cambiará nada. La única lucha es ideológica, cambiar las reglas del juego, las cosas que se pueden hacer.

Deje un comentario