Sólo 5 horas antes

Tras día de la nota (el ministro Guindos desmiente una entrevista de la ministra Mato pero es desmentido a su vez por el portavoz Floriano que, horas después, es desmentido por una nota que, en el tercer párrafo anuncia la desaparición, sin precisar cómo, de 30 años de estado social) y el renuncio del IVA pensábamos que estaba todo visto en improvisación y desorganización pero, como decía Woody Allen, los récords están para superarse.

El Gobierno permitirá a las entidades financieras crear sus propios ‘bancos malos’

De Guindos confirma que el Gobierno va a aprobar en las próximas semanas una regulación para que los bancos separen sus activos inmobiliarios tóxicos

(…)

Sólo 5 horas antes de estas palabras del ministro de Economía, el presidente del Gobierno había asegurado que el Ejecutivo no iba a crear ningún banco malo. Ha sido a preguntas de los periodistas tras la toma de posesión del nuevo presidente del Consejo de Estado.

Cinco horas antes. En España, estamos acostumbrados a verlo todo desde la perspectiva del párajo bobo, del tertuliano que mete en su columna todas las ruedas de molino, pero es interesarse hacer el ejercicio de imaginación de pensar en Gordon Gekko y sus amigos jugando al golf en Cayo Hueso, comentando que el ministro de Economía desmiente a su presidente cinco horas después o, por ejemplo, que el presidente huye del Senado por el garaje o, por ejemplo, que un ministro desmiente a otro ministro pero es desmentido a su vez por un portavoz que, pocas horas después, es desmentido por una nota que anuncia las medidas importantes en el tercer párrafo y sin detallar. No creo que se recomienden invertir en España. Salvo que, de verdad, sea Gordon Gekko.

Deje un comentario