Solidaridad viejuna

Lo que más me llama la atención de la abolición del maltrato público a los toros en la CA de Catalunya es la solidaridad generacional entre los partidarios del maltrato y los medios de comunicación que fueron de masas. Prensa, radio y televisión son monotemáticas, salvo la masía de Jaume Roures. Son cosas que saben que se mueren. Una, el maltrato público, porque nuestro cerebro evoluciona desde la supervivencia y la lucha hacia la empatía y la sociabilidad. Otra, los ex medios de masas, porque son un producto cerrado. El desconcierto de la política (IU, el partido más desconcertado) también es interesante. 

PD: Si son observadores, habrán visto que en la columna hay un banner que enlaza al Partido Antitaurino, del que mi mujer es militante. Ayer celebramos la noticia con una cena que pagó ella porque no se creía que algo así pudiera salir adelante. Yo, sí. Conozco ese mundillo (sobre todo, a ella) y no se rinden. 

PD2: Mi mujer me pregunta por qué la ley de Canarias no provocó la misma tensión. ¿Tú has oído alguna vez gritar canario el que no bote?, le respondo.

Deje un comentario