Que te calles Karmele II

El maestro, y cavaliere, Juliana afirma que en el caso de que se celebrasen elecciones a la presidencia de una III República, el ciudadano Juan Carlos de Borbón serí­a el más votado. Cierto. Pero el Rey disfruta de la incontestabilidad de ser actor institucional (como el Rey de los belgas, que no de Bélgica) que perderí­a al pasar a ser actor polí­tico, donde todo lo que no es duro cemento son arenas movedizas.

PD: No entiedo la fascinación de la izquierda por el populismo latinoamericano. El autor se declara marxista; ni antiglobalización, ni bolivariano, ni alternativo.

PD2: Esta fascinación nos convertirá en un grupo folkclórico-maximalista; unos coros y bolches. Prometo desarrollar la idea.

Deje un comentario