Que se acaba

Hace un mes, decí­amos que la crisis (mediáticamente) tocaba a su fin. El lenguaje apocalí­ptico, como aprendí­ cuando era periodista deportivo, cansa y se cansa; tiene que evolucionar a peor o a mejor. O la catástrofe o la recuperación. Y, como los plazos de la polí­tica o la economí­a se están adaptando a los deportivos, semana a semana, todo va más rápido. Busquen signos de recuperación en google.

También hablábamos de la trampa estadí­stica. Algunos resultados económicos han caí­do tanto que, aunque sigan siendo malos, los comparativos (intertrimestrales, interanuales) darán alguna luz. Hoy leemos en la portada de El Paí­s:

Se frenan los impagos y la quiebra de empresas

Los bienes devueltos a las tiendas caen un 17% en febrero respecto a enero, aunque crece el 11% sobre 2008.- Desciende el número de sociedades disueltas.

La información es sobre los datos del INE. La agencia podrí­a haber elegido otros datos que siguen siendo malos como la creación de empresas (el peor febrero en 17 años) pero hay mono de recuperación.

PD: Si yo fuera el asesor de Rajoy comenzarí­a a anticiparme a la recuperación señalando que “no vamos a volver a donde estábamos”. Claro, y es de lo que se trababa, no volver a la espiral. Pero la nostalgia es tan poderosa; sobre todo, de lo que no se conoció.

Deje un comentario