Pesas y medidas

Regeneración y ejemplaridad son dos palabras pentasílabas que llenan la boca como una cucharada de merengue y se deshacen de la misma manera. Ambos conceptos necesitan un sistema de pesas y medidas; es decir, leyes dimisiones, devoluciones de dinero, años de cárcel.

En el caso de la Jefatura del Estado, se mide en los años de cárcel que recibirá Urdangarín. No hay otra salida. No bastan los discursos. Las palabras se tienen que concretar. Si sucede, será una metáfora de la ruptura y se podra decir “¿veis?, las cosas han cambiado”. Si no sucede, será una metáfora de la continuidad, ¿veis?, todo sigue igual.

Deje un comentario