Periodismo Koala

Esta es una página del diario ABC del pasado martes 2 de diciembre. La noticia de apertura trata sobre un gasto corriente de una administración recogido en los presupuestos; la columna informa del inicio de un juicio a doce cargos y ex cargos públicos por corrupción. Una cosa es malgastar y otra, malversar; lo primero no es un delito; lo segundo, sí­. ¿Por esa distribución? Porque la columna pertenece a una administración gobernada por el partido al que apoya ABC y la apertura, al partido contrario.

belloch

También hemos visto indignación ante esta imagen:

pique

por parte de la misma prensa que consideró normal esto:

bono

De nuevo, no se valora el hecho en sí­, sino a qué facción pertenecen los protagonistas. Se trata de periodismo koala:

Recuerden, sobre todo, que no hablamos de principios y ética, o moral: si se tiene de eso, resulta casi imposible convertirse en koala. No, aquí­ nos referimos a esos prejuicios sectarios que nos llevan a votar a un partido, o a comprar un periódico, o a ver una cadena de televisión, con un único fin: que refuercen nuestros prejuicios; es decir, que nos mantengan firmes en el punto de partida y no intenten inocularnos la funesta maní­a de pensar.

Cuando, para nosotros, los buenos sean siempre los mismos y lo hagan siempre bien, y los malos sean siempre los mismos y lo hagan siempre mal; cuando nos moleste la duda; cuando seamos incapaces de percibir nuestra propia ignorancia; cuando nuestro mecanismo mental se limite a conjugar el “yo”, el “nosotros” y el “ellos”, lo habremos conseguido. Basta ponerse a ello. Vocación no nos falta.

Después se preguntarán por qué no los leen fuera de Madrid, por qué la gente se informa en internet y por qué no hacen más que perder dinero.

Deje un comentario