La CEDA ya tiene culpable: Andalucía

Ante un problema, un buen español no se rendirá nunca hasta encontrar un culpable. La CEDA ya lo tiene: Andalucía. Pedro Jota dijo el mismo domingo: “Lo ocurrido en Andalucia complica mucho la política de ajuste de Rajoy y acerca a España a un escenario de rescate y economía intervenida”. Es un texto del martes 27 de marzo. Desde entonces, han abundado los esfuerzos de la CEDA para vincular los problemas financieros con las elecciones andaluzas. Hoy, por ejemplo, leemos en La Vanguardia un artículo con la idea de Pedro Jota:

Rajoy entra en una vorágine que se inicia con el ‘fracaso’ andaluz del PP

El voto de un jornalero de Osuna ha creado una nueva situación política en España. El sufragio del campesino, la abstención de un camarero de Marbella, la duda de un abogado de Sevilla, decantada muy a última hora… La victoria/derrota del Partido Popular en la región más poblada de España -el segundo Portugal de la península Ibérica- ha cambiado de manera repentina el cuadro y su iluminación. La noche del 25 de marzo se oyó un crujido seco en la calle San Fernando de Sevilla. ¡Crec! La expectativa de una hegemonía colosal del centroderecha español se rompía. Y el ruido fue detectado por lejanos sensores.

Los esfuerzos por vincular ambos hechos triunfarán pero no es cierto. Basta con informarse.

“España tiene peores problemas que Grecia”, según la CNBC (13 de marzo)

O estos titulares de la semana previa a las elecciones, cuando estaba seguro, seguro, seguro que iba a ganar el PP:

El economista jefe de Citi la lía: “España tiene más riesgo de quiebra que nunca”

Las dudas sobre España hacen caer al Ibex un 1,62% . La prima de riesgo escala hasta los 358 puntos

Bruselas pone bajo vigilancia a España

Spain Is Not Out of the Woods Yet.  Officials from Washington to Frankfurt have recently declared that the worst is over for the euro zone

Este último es del NY Times. Un medio que se lee bastante, a pesar de que no hace unas portadas tan graciosas como La Razón o ABC, ni explica unas conspiraciones tan apasionantes como El Mundo o La Vanguardia.

Estaba claro que la espiral de profecias autocumplidas hacia España iba a seguir porque esa semana mucha gente se iba a dar cuenta de que ese país que estaba en el ojo del huracán no había presentado aún sus presupuestos. Y seguirá porque mañana mucha gente leerá que el presidente del Gobierno de ese país que está en el ojo del huracán salió del Senado por la puerta del garaje para no responder a la prensa. Gente de Londres, de Frankfurt o de Nueva York, gente que no tiene la suerte de tener a La Razón, ABC, El Mundo o La Vanguardia para enterarse de que la culpa de todo la tienen los andauces que no han votado bien.

PD: De hecho, el día siguiente de las elecciones bajó la famosa prima de riesgo:

PD: Desde que comenzó la crisis, ha habido una especial fijación por España. La razón está en el Ibex 35. Tenemos varias empresas fuertes, muy internacionalizadas y a un precio razonable, cada día más razonable. Cuando la UE conviertió la crisis financiera en crisis de deuda, el atractivo creció. Somos un país con un sistema financiero que no provocaría efecto dominó y con problemas propios, lo que evita el efecto dominó psicológico. La hoguera estaba. La chispa, si se quiere buscar una, fue la gestión circense de la cifra de déficit. Levantar la mano. Pero lo más inteligente que podríamos hacer todos es desvincular las decisiones del sistema financiero del sistema político y vincular las decisiones políticas, como tardar un mes en ayudar al Este y seis meses a Grecia, al sistema político.

Deje un comentario