Una metáfora de todo

Leo:

Vodafone da marcha atrás y vuelve a ‘regalar’ móviles a nuevos clientes

Ganar un cliente bien vale un teléfono. Vodafone anunció hace seis meses que dejaba de regalar móviles a quienes pasaran a ser sus clientes. Ayer dio marcha atrás. Al menos puntualmente. «Hay rachas en las que te puedes permitir (dejar de regalar teléfonos) y rachas que no. Usaremos la táctica en el marco de nuestra estrategia comercial», indicó Francisco Román, presidente de Vodafone España, en el Encuentro de las Telecomunicaciones que organiza la asociación de empresas del sector Ametic y se celebra en la UIMP, en Santander.

Como Vodafone, Movistar también ha dado una marcha atrás selectiva en su decisión de dejar de regalar teléfonos a los nuevos clientes. Los usuarios de Orange tienen móvil gratis si se pasan a Telefónica. Pero solo porque Orange ha mantenido las subvenciones como gancho comercial.

Vodafone tiene actualmente una campaña de captación de clientes que incluye estas subvenciones y que está en vigor hasta el 15 de septiembre. El pasado mes de marzo, el propio Román había defendido la necesidad de acabar con una estrategia de competencia que le costó 1.500 millones de euros al sector en 2011 y que ha llegado a triplicar el importe de sus inversiones.

Pero tanto la contracción de la demanda como las bajadas de precios aprietan los márgenes de las compañías. De hecho, Vodafone traslada la competencia por los clientes a todos los ámbitos, incluido el de las Administraciones públicas que, según Román, no acaban de asimilar la cultura de una gestión ágil y flexible. «Favorecen a telefónica por inercia», aseguró.

El presidente de Vodafone añadió que las cargas impositivas que pesan sobre los operadores son superiores hasta en un 3% a las que existen en países como Alemania o Italia. «En los últimos cinco años hemos pagado 2.700 millones de euros en impuestos. Hay tasas como las de TVE que deberían retirarse».

Y me extraña no leer la dimisión de Francisco Román y de otros directivos de Vodafone porque leí el 21 de marzo, inicio de la primavera:

Vodafone sigue a Telefónica y deja de subvencionar los teléfonos móviles

El presidente de Vodafone España, Francisco Román, anunció que la compañía sustituirá, a partir del próximo 10 de abril, los subsidios a los nuevos clientes para la adquisición de nuevos teléfonos móviles por programas de financiación y recompra.

La compañía explicó que se ofrecerá a los nuevos usuarios un modelo de recompra de terminales y la posibilidad de financiación sin intereses en 12, 18 y 24 meses.

Los actuales usuarios se beneficiarán también de la recompra de terminales y la posibilidad de financiación de un nuevo teléfono, por lo que Vodafone centra así su política en la «retención» de clientes, asegura. Actualmente, Vodafone España tiene más de 17,6 millones de clientes.

En este sentido, Román ha explicado que su nuevo modelo responde a los nuevos deseos y necesidades de los actuales clientes y que el esfuerzo de los subsidios es «desproporcionado» en la cuenta de resultados y suponía una disminución de los márgenes.

«Esta no es la primera cosa que hacemos en este aspecto. La decisión de trabajar en el cambio de política de subsidios no viene de la noche a la mañana», ha indicado el directivo, quien ha precisado que esta preocupación aqueja a otras operadoras también, lo que puede explicar que se produzcan movimientos similares en el sector.

«No viene de la noche a la mañana», dijo. Pues no ha durado ni dos estaciones. En este período, hemos leído:

Teletech cierra sus centros en España y deja 1.500 despidos

La dirección de la empresa multinacional Teletech -subcontratada por Vodafone para el servicio de atención al cliente- ha comunicado a los representantes de los trabajadores su intención de cerrar todos su centros en España, lo que supondrá 1.500 despidos en todo el país.

Y antes de la llegada de la primavera:

Vodafone despedirá a 4.000 trabajadores durante dos semanas

Vodafone disminuye sus ingresos un 9,6% hasta los 2.617 millones

Los 4.000 trabajadores de Vodafone España serán despedidos temporalmente: solo por dos semanas, período en el cual podrán solicitar la prestación por desempelo. Este ha sido el convenio que la dirección de la empresa acordó con los representantes de los trabajadores, según informó la Unión General de Trabajadores (UGT) mediante una nota de prensa.

El acuerdo establece que, en contrapartida por ese ERE (expediente de regulación de empleo) temporal, se mantenderán los beneficios sociales de la plantilla y «no se aplicará ERE extintivo alguno durante el ejercicio fiscal 2012-2013», así como tampoco se externalizará la actividad durante este año.

La noticia es del nueve de marzo, es decir, antes de la reforma laboral. No tiene buena pinta.

Planes estratégicos a largo plazo que duran cinco meses y que no tienen consecuencias para quienes tomaron las decisiones; aportaciones de dinero público y particular a una empresa con beneficios considerables. Es una metáfora de todo.

Deje un comentario