Moción de censura

Si yo fuera el asesor de Rubalcaba, le hubiera dicho hace días que ordenara a la federación extremeña plantear hoy una moción de censura al Gobierno de Extremadura. Una moción, claro, con un presupuesto alternativo que sería explicado a la prensa gracias a un sencillo esquema que se resumiría en PSOE= ajustes=solidaridad y PP=recortes=injusticia. El centro de la campaña se movería hacia la palabra ‘elegir’ en lugar de ‘cambio’. Ambos son ideas tan atrayentes como insustanciales. Además de poner de los nervios al equipo de Rajoy para el debate de esta noche, la noticia le daría a IU la posibilidad de volver a intentar convencer a IU-Ex o, si no se puede, expulsarlos, con lo que también ganaría protagonismo y credibilidad.

Deje un comentario