Marxismo sartenero

Esta semana, se ha hablado mucho de la denuncia de Santi Santamarí­a sobre el uso de aditivos por parte de Adrií . Mi padre me pregunta qué pienso. Le digo que aquí­ tiene que haber capital de por medio. Los grandes cocineros no sacan dinero de los restaurantes, sino de los derechos de autor (mercadotecnia y regalí­as) y ahí­ Santamarí­a se ha quedado un poco al margen. Krauss también se enfado cuando lo dejaron fuera de los Tres tenores y él, que habí­a cantado tanta zarzuela, se puso purista. Por ejemplo, medio escondido, en una información de La Vanguardia, encontramos este párrafo:

En una entrevista en la web Noticias.com recogida por Efe, Santamarí­a ha explicado que el cocinero de elBulli es propietario de una empresa, denominada Texturas Albert y Ferran Adrií , que “compra los polvos a un laboratorio, los pone dentro de un bote con su imagen y los vende a los restaurantes”. “Yo estoy en contra de eso, es ésta la lucha”, ha afirmado Santamarí­a en alusión a la polémica que han suscitado sus declaraciones, en las que critica el uso de aditivos por parte de los chef, y en concreto del famoso Ferran Adrií .

Este tí­o, ¿dónde vive? Una puta camiseta pasa de costar 5 euros a valer 80 por llevar pegado un escudo. Si la publicidad es del año anterior, puede bajar a 40, aunque, si está firmada por el jugador se mató en un accidente de coche, asciende a 6.000. Lo mismo por los tomates de él da en su Raí§ó. ¿O alguien se cree que los precios de su restaurante han subido lo mismo que los costes después de recibir las estrellas Michelin y que seguirán igual después de toda esta polémica? 

¿Cuál es la lucha, que Adrií  cobre por poner la jeta o que también cobre él? 

PD1: Esta pasada Navidad, estuve a punto de regalar a mis padres los famosos tarritos de Adrií . Al final, les cayó un sifón de hidrógeno que todaví­a no han estrenado. Con recetas de Adrií , claro.   

PD2: En todo esto hay un triunfo del relato. Si a la gente le interesara las cosas que le afectan, la noticia importante habrí­a sido

Un tercio de las patatas fritas de bolsa es grasa

Un estudio de la OCU detecta elevados niveles de grasas saturadas en conocidas marcas de ‘chips’ y galletas

Porque, aunque Adrií  cocinara con arsénico o cicuta, la cantidad que ofrece es tan pequeña y la frecuencia de paso por El Bulli de la mayorí­a de los clientes tan reducida, que no tendrí­a ningún efecto para su salud. Sin embargo, no voy a ser tan imbécil de indignarme porque la gente no se preocupe de lo que le afecta. La rivalidad Santamarí­a-Adrií  tiene todos los ingredientes del relato: actores conocidos, dinero, poder, fama, bandos enfrentados… Frente al relato no se puede hacer nada.

Deje un comentario