Llibertat, Amnistia y Chiquitan chiquititan tan tan que tun pan pan que tun pan que tepe tepe pan pan pan que tun pan que pin

Hace un par de días, Bono respondió a una pregunta sobre la organización territorial del estado diciendo que él quiere mucho a Catalunya y que, cuando era joven, cantaba canciones de Lluís Llach y Raimon, y gritaba “Llibertat, Amnistia, Estatut de Autonomia”. No entiendo bien la conclusión que debe sacarse de este dato personal. A los 20 años, uno escucha cosas por probar, porque están de moda, porque le gustan a los amigos o para follar. De joven, yo cantaba cosas como Pump up the jam o Pump up the volume u otros temas con Pump up, que nunca he vuelto a oír y, si accedo a un cargo público, no se me ocurriría basar mi acción política en esas canciones.

Si le gustaba la música que se hacía por allí, ¿por qué no escucha ahora a Manel o a Antònia Font?, que son mejores. O debemos entender que nunca le gustaron de verdad. ¿Debemos entender que gritaba “Llibertat, Amnistia, Estatut de Autonomia” como podía haber coreado “Chiquitan chiquititan tan tan que tun pan pan que tun pan que tepe tepe pan pan pan que tun pan que pin”? Es decir, que nunca se fijó en las canciones, en las palabras, en lo que querían decir, en sus consecuencias, y, años después, le sorprende que otros sí lo hicieran. La culpa no es del mundo por haber cambiado.

Deje un comentario