La Vanguardia sí hace política

Una línea de cercanías, R2 Sur, ha estado cortada entre Sitges y Vilanova por un desarrilamento. Para La Vanguardia, estas cosas siempre eran culpa de la Generalitat pero, ahora que están en el gobierno los que nunca debieron irse, ya no hay culpas, aunque ahora sí la Generalitat tenga la competencia sobre cercanías. Ahora son cosas que pasan, como la primavera que comienza hoy. En los que textos que he leído en la web de La Vanguardia, todos refundidos de agencia, no sale la Generalitat por ningún lado (en El Periódico, sí).

PD: En este texto leemos:

El tren de Rodalies de la R2 sur, que circulaba con 400 pasajeros, descarriló sobre las 19 horas del domingo a la entrada de la estación de Sitges y tres personas resultaron heridas leves. De hecho, uno de los pasajeros del convoy ha informado a LaVanguardia.es que el suceso podría haber sido mucho más grave. “Tuvimos mucha suerte de descarrilar hacia la derecha y no hacia la izquierda ya que un tren pasó en sentido contrario justo dos o tres segundos después”, asegura Javier Ortiz. El lector informa de que la decisión tomada por el conductor de no abrir las puertas del tren evitó que pudiera ocurrir un desastre.

¿Pero quién coño es Javier Ortiz para asegurar esas cosas?, ¿Y si LV llama a una fuente de información, una, la que sea, aunque no sea la conselleria?

Deje un comentario