La piratería no ha hecho tanto daño a la industria cultural como el cierre de Megaupload

Se preguntaba José Antonio Pérez (@mimesacojea) si todos los que hablaban sobre la nueva temporada de Juego de Tronos habían viajado a EEUU para verla. Ayer, le respondía El País: Récord de Juego de tronos: un millón de descargas ilegales.

No, aquí no ganamos, pero estamos rozando puestos UEFA: “El país con más descargas fue Estados Unidos con un 12,9% del total, seguido del Reino Unido (11,5%), Australia (9,9%), Canadá (7,4%) y Francia (4,4%). Proporcionalmente a su número de habitantes, Australia es líder destacado en descargas ilegales de este episodio. Por ciudades, la primera es Londres. España se encuentra en séptimo lugar de esta clasificación y su capital, Madrid, es la octava”.

La información explica la razón, ya conocida: los fenómenos globales se tienen que compartir en espacio (la red) y tiempo (ahora). Dice El País: “En su informe, Torrent señala que las principales causas del aluvión de descargas de esta serie de éxito en Estados Unidos se deben a que para verla en televisión se necesita una suscripción a la cadena de cable HBO; y, en el resto del mundo, al tiempo que tarda en emitirse. Aunque normalmente ese retraso es menor a la semana (en España, Canal Plus comenzará a emitirla el martes 9), parece una espera demasiado larga para los fans de la serie, que ha ido ampliando con los años su masa de aficionados”. ¿Una semana parece una espera demasiado larga? Una semana es una eternidad. ¿En qué mundo vive el que ha escrito esto?, ¿hace las cabañuelas todos los eneros?
¿Y qué dice el jefe?, ¿está alarmado y va dando gritos?, ¿pide que alguien le dé ese millón en suscripciones?, ¿dice que la cultura se va a morir? No, es consciente de que ha cambiado el modelo de consumo: “El presidente de HBO, Michael Lombardo, no ha prestado mucha importancia a las cifras de descargas; es más, las considera “un complemento” publicitario. Según él, prueba que la serie sigue aumentando su gancho y tampoco cree que dañe las futuras ventas de”.

Lo dije hace un año: La piratería no ha hecho tanto daño a la industria cultural como el cierre de Megaupload.

Deje un comentario