La furia

Ahora que comienza otra competición futbolera, se escribirá mucho sobre la falta de estilo propio. Mentira. España sí­ tiene un modo de hacer: un estallido de furia inútil, sin sentido ni coordinación, que se disipa como una tónica. Goya lo resumió así­:

goya

El gran problema es la ausencia de consecuencias, las tantas veces que han sido “recibidos como héroes” después de una derrota que no tarda en encontrar justificación. Recuerdo que el 96 oí­ a alguien señalar que la derrota ante Noruega habí­a sido por el excesivo calor de la media tarde belga. En el resto de paí­ses, como ocurre aquí­ con el deporte individual o con los colectivos de menor repercusión, las victorias o derrotas internacionales tienen consecuencias, como conseguir o perder contratos o patrocinios, o la gloria. Aquí­ los contratos o la gloria se consiguen con los clubes; aquí­ estamos esperando a ver si se acaba la cosa esta de la Eurocopa y comienza la Liga de una puta vez. En fin.

PD: Espero que no pero me lo imagino así­: tras dos malos resultados ante Rusia y Suecia, España se la juega ante Grecia en la última jornada. Consigue una goleada inútil porque los otros dos firman el empate que clasifica a ambos. Y, después, a hablar de juego limpio y patatí­n, patatán.

Deje un comentario