El éxito de Madrid 2020

Durante una semana, todo el mundo se volvió un poco tonto. La mayoría de medios renunciaron a informar, a informarse, a poner contexto, a analizar y la euforia se contagió. Hoy, todo el mundo explica por qué Madrid no ha conseguido los Juegos, pero la labor tenía que haber sido previa. Los medios no nos tenían que haber explicado por qué Madrid no los iba a conseguir, sino analizar los puntos débiles y fuertes de todos y hacer un análisis. Los medios no son profetas, ni detectives, pero tampoco corifeos, ni bulliciosos grupos de animadoras o ultras. Son medios. Cuentan lo que pasa. Y se renunció a ello, casi, colectivamente, y, casi, se aceptó eufórica o sumisamente. Incluso dudamos los que pensábamos que era imposible con esa deuda en crecimiento, esa benevolencia judicial hacia el dopaje y la mitad de federaciones en quiebra, y sin una idea fuerza más allá del un rayo de sol uooohhh. Todo un éxito. Enhorabuena.

Deje un comentario