Ego-gapo

El ego-ovni es referirse a uno como si fuera un objeto volante que pasaba por allí­ y un ego-gapo es un desprecio a algo de lo que formas parte. Por ejemplo, Santi Santamarí­a cargando contra el pijerí­o gastronómico o Javier Marí­as, el hombre más airado de los domingos, caratriste según Reig, que escribe hoy un artí­culo quejándose, casi un siglo después de Ortega, de que todo está lleno, sobre todo, si uno viaja a sitios famosos. La cuestión es que Javier Marí­as puede permitirse descubrir sitios que no conoce nadie porque existe una sociedad de masas con estructuras socio-económicas llamadas medios de comunicación de masas que producen productos de consumo como diarios o libros que, claro, son consumidos masivamente por las masas que se dejan su particular dinero.

En fin; el desprecio del público es habitual entre los que no pueden ganarse su favor. Los que no ligaban, siempre acababan diciendo: son todas unas putas.

Deje un comentario