Diabólica cláusula

Hace días, mi amigo José Luis me preguntaba por qué era mala la reforma constitucional. En GurusBlog se explica bien:

Hoy creo que vale la pena centrarnos en el apartado nº3 del artículo 135 recientemente aprobado por el Congreso con los votos a favor de PP y PSOE, vale la pena porque una cosa es establecer que la administración pública no puede tener déficit estructural y otra muy diferente es realizar una cesión plena de los derechos de los españoles a los acreedores.

Ayer nos lo apuntaba también un lector en los comentarios del post. Leed atentamente esté párrafo del apartado 3 del artículo 135.

…..Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la Ley de emisión…..

Si lo habéis leído bien, los intereses y deuda de las administraciones del Estado Español gozan de prioridad absoluta en el pago. Así lo quieren dejar marcado en La Constitución.

Primer derecho al que renunciamos,  hasta ahora, bajo la doctrina de la inmunidad soberana ningún acreedor puede forzar a un Estado a pagar su deuda soberana. La única amenaza que pueden ejercer los acreedores ante un impago de deuda soberana es la posible pérdida de credibilidad del país que impaga, pero legalmente no pueden forzar a un país a pagar sus deudas.

Nosotros no solo renunciamos a la doctrina de inmunidad soberana ante nuestros acreedores sino que nos auto imponemos la obligación de pagar la deuda en nuestra Constitución. Impagar la deuda a partir de ahora será anti Constitucional.

Segundo, no contentos con obligarnos y forzarnos a pagar la deuda renunciando a nuestro derecho de inmunidad soberana, encima convertimos está deuda en Deuda Senior sobre el resto de deudas y obligaciones de la administración. Es decir en caso de crisis de iliquidez, antes se antenderá al pago de los intereses y capital de la deuda pública que el pago de pensiones, seguros de desempleo, devoluciones de IRPF,  pago de sueldos a funcionarios etc etc etc. Antes cobrará el tenedor de bonos alemán que el jubililado español.

Y por último, no sólo la Constitución nos marca que tenemos que pagar obligatoriamente a los tenedores de bonos y con la máxima prevalencia sobre el resto de obligaciones de las Administraciones, sino como indica “ Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación” encima es que no tendremos ni la posiblidad, en caso de necesidad, de poder renegociar ya no una quita sino ni una reestrucutruación aplazando los vencimientos de la deuda. Ya solo les quedaba meternos un waiver conforme si incumplimos algunos parámetros los bonos se darán por vencidos y exigibles (mejor no les doy ideas)

Sencillamente, Rajoy y Zapatero no sólo están cercenando el derecho a los ciudadanos españoles a poder decidir que deudas y obligaciones del Estado se pagan primero, no solo están poniendo a los tenedores de bonos por delante del resto de ciudadanos españoles, es que nos están imponiendo a quien se tiene que pagar primero, y están renunciando en nuestro nombre a la doctrina de la inmunidad soberana.  Simplemente han entregado España a los acreedores, y lo han hecho con nocturnidad y alevosía, con razón no se atreven a convocar un referendum yo es lo más cercano que conozco a un golpe de Estado, alguién debería demandar a los congresistas que votaron si por traición a la patria.

Claro que la Reforma de la Constitución puede calmar algo los mercados, no es que se crean la patraña de que vamos a cumplir la promesa de no tener déficit, es que de la noche a la mañana se encuentran con que sus bonos son exigibles, no  con la máxima prioridad y no modificables. Que tengamos déficit o no ahora les va a dar igual, ellos cobrarán primero.

Cuando tenía ocho o nueve años, mi tía Nines me regaló una camiseta donde se leía ‘Cuba opina: cero pago a la deuda externa’. Aunque al grupo dirigente español le parezca que es la primera vez que algo así sucede en el mundo, ha habido muchas crisis de deuda. Suelen acabar cuando el país se va al carajo y no hay nada más que sacar. Espero que no acabemos igual.

Deje un comentario