Concepto III

Pedro Vallí­n me enví­a la siguiente noticia de la Ser.

Maria Victoria Piñeiro, Vicky, gallega de 24 años y que pertenece al club cantabro Astillero no puede participar en el Campeonato Nacional de remo. Lo curioso es que sí­ puede hacerlo a nivel internacional, pero según informa la Cadena SER, los estatutos de la Federación Española impiden que una mujer pueda participar en categoria masculina, una norma que data de principios del siglo XX. En otros paí­ses como Francia, Italia o Gran Bretaña se permite que las mujeres compartan el mismo bote. De hecho, en el Reino Unido, cuna del remo, las mujeres son habituales de la modalidad mixta y suelen ser timoneles porque se necesita a alguien de baja envergadura para ese puesto.

Sin su permiso, reprodzco su acertado comentario: 

A ver, al margen, de que la historia es una bobada y que lo razonable serí­a que modificaran los estatutos para homologarlos a los de otros paí­ses, porque no es un caso de discriminación, sino de organización deportiva (es decir, debe haber categorí­as diferentes para los equipos, masculinos, femeninos y mixtos, en qué deportes sí­ en cuáles no, etcétera), lo llamativo es que el lenguaje tienda trampas mortales: “los estatutos impiden que una mujer pueda participar en categoria masculina”. Yo no sé qué significa ”masculino” y “mujer” en el diccionario que usan en la SER pero en el mí­o son términos antitéticos. O esta otra: “las mujeres son habituales en la modalidad mixta”. En fin, nos van a volver a todos gilipollas.

Deje un comentario