¿Cómo se acaba con esto?

Es la pregunta que hoy se hace todo el mundo. ¿Cómo se acaba con la crisis de la deuda? Leyendo. Todo el mundo se daría cuenta de que no es la primera vez que sucede y que no se soluciona con reformas, ni con cambios políticos, ni con cifras macroeconómicas porque no hay un único vector. No es una conspiración unilateral sino una suma de planos, económico, financiero, especulativo, político, ideológico, etc… Son planos que convergen pero que no son convergentes. La solución es acabar con esa convergencia. Tal cosa se consigue dejando de pagar, bien con el triunfo de la política (puede ser Islandia pero puede ser Venezuela), bien con la suspensión de pagos (puede ser una reestructuración, una quita, declarar ilegítima parte de la deuda pero puede ser el hundimiento del país).

Deje un comentario