Ciudades fantasma

Hace tres años escribí:

Hace un par de semanas, hablaba con mi padre de los grandes bloques de pisos que se quedan a medio hacer o a casi hacer. Pensábamos en Seseña o en Yebes o en algunas promociones de chalets que veo cuando voy a la casa abulense de mi suegra o en el barrio del instituto en Benavente. Me dijo que una de las posibilidades es que ese tipo de ciudades fantasma pase a ser ocupada masivamente por gente que no pueda pagar la hipoteca en las grandes ciudades.

Hoy leo:

Cincuenta familias sin vivienda ocupan toda una urbanización de chalés adosados en Valdemoro

Como dije, yo siempre hago mucho caso a mi padre.

Deje un comentario