Archivo de la categoría "El Ala Oeste"

Trampilla

viernes, 30 de mayo de 2008

Si yo fuera el asesor de Mariano Rajoy, estarí­a rehaciendo el discurso que este fin de semana va a pronunciar MR en Valladolid para introducir el siguiente dato de la encuesta del CIS:

cis

Que tiene sentido comparado con los resultados electorales:

resultados

Siempre hay partidos más simpáticos, más antipáticos y, claro, el efecto del caballo ganador pero no puede ser que, en 2008, a un 35% del electorado del PP le dé vergí¼enza decir que lo vota.

El engranaje II

martes, 6 de mayo de 2008

Si yo fuera asesor de Pepe Blanco le dirí­a que comenzara a lanzar el bulo de que Ángel Acebes, FJ Alcaraz, Mayor Oreja y otros van a fundar un nuevo partido polí­tico. ¿El nombre? Unión Española.

Madrid (consumidores, comerciantes y PAUers)

miércoles, 23 de abril de 2008

Si yo fuera el asesor del Secretario General del PSOE de Madrid le dirí­a:

  • Que tendrí­a que haber aprovechado el perí­odo de elección de centro escolar para liderar una campaña insistente sobre los problemas de los servicios públicos en Madrid.
  • Que tendrí­a que haber aprovechado los problemas con las urgencias de hace unos meses para liderar una campaña insistente sobre los problemas de los servicios públicos en Madrid.
  • Que tendrí­a que haber aprovechado los problemas creados con las huelgas de Metro y Bus para liderar una campaña insistente sobre los problemas de los servicios públicos en Madrid. 
  • Que tendrí­a que aprovechar el difuso malestar de los PAUers, los habitantes de los nuevos barrios (bien del nacional-ladrillismo, bien del marxismo-ladrillismo) por la ausencia de servicios públicos (y comercios) para liderar una campaña insistente sobre los problemas de los servicios públicos en Madrid.
  • Que tendrí­a que aprovechar el malestar de los comerciantes con la Ley del Comercio para conectar con lo anterior y, de paso, liderar una campaña insistente sobre los problemas de los servicios públicos en Madrid.

Una vez asumido que el bloque de la derecha ha ganado la batalla de los impuestos y está extendida la visión negativa sobre los mismos (como carga y no como creadores de derechos), quizá haya que cambiar el concepto y dirigirse al ciudadano en tanto que consumidor. Considerar que los ciudadanos consumen los servicios públicos y, por lo tanto, no tiene que admitir que éstos se deterioren.

Con esta base, le recomendarí­a:

  • Preparar una pequeña campaña de propaganda al estilo Tatcher’79 (labour isn’t working) con el lema: ‘no están por Madrid’ o ‘no trabajan por Madrid’ cambiando la cola del paro por la cola para los servicios públicos: sanidad, educación o transporte. El mensaje tiene que ser el siguiente: Madrid no crece igual para todos o Tú pagas; tú mereces otro Madrid.
  • Fijar los colectivos y territorios que le pueden hacer ganar (o no perder por mucho) las elecciones y realizar actuaciones constantes en todos los puntos claves: hospitales, escuelas y mercados.
  • Hacer una lista de los nuevos barrios construidos en los últimos años y hacer actuaciones (en horario en que la gente esté; no el lunes a las doce) prometiendo nuevas equipaciones, siempre con el apoyo de maquetas. Así­ quedará el barrio con Tomás Gómez.

Todo lo anterior sin los mapas antiguos Norte/Sur. El bar Rí­a de Vigo ahora es un Kebab y hay que estar atento a esto. Quedan más de 1.000 dí­as para las elecciones. El PP dio la pista la pasada legislatura: renunció al trabajo parlamentario y se volcó en la calle.

PD: Las cosas existen si alguien las nombra y las señala: cedo la palabra PAUer.

Marco

martes, 15 de abril de 2008

Me paso de parada de tren leyendo a Lakoff. Pone en claro las cosas que con tanta demagogia como ingenuidad sostengo y recojo en la sección el Ala Oeste. A pesar de lo que piensa el bloque de la izquierda, el cuerpo electoral sí­ acepta las mentiras y la demagogia y puede, priorizando valores, votar en contra de sus intereses. Lakoff lo recuerda al hablar del desconcierto demócrata tras las victorias de Bush frente a rivales mejor preparados y con programas más sólidos y con más propuestas para más gente. Para él, es una cuestión de marco, de quién decide el terreno en el que se disputa la batalla: considerar los impuestos como un problema o como una necesidad. Es decir, hablar de los impuestos como trabas defendiendo el alivio fiscal o decir que son el escaso coste de la democracia y los servicios públicos. El primer marco es el que tiene más éxito.

Vamos a ver un ejemplo. El pasado domingo leí­amos en El Paí­s la siguiente información:

El neoliberalismo de Aguirre alcanza a los bebés

Espacios públicos para uso de las empresas privadas. Aulas más pequeñas y rentables, empleados menos cualificados y la posibilidad de mezclar bebés de meses con niños de hasta seis años en una misma clase.

Todas estas “facilidades” figuran en la nueva normativa que la Comunidad de Madrid aprobó el pasado 14 de marzo. Con las nuevas directrices del Gobierno de Esperanza Aguirre, donde antes se exigí­a un local exclusivo para los más pequeños ahora puede destinarse a “otros usos” una vez concluido el horario escolar; si antes los niños disponí­an de un espacio propio al aire libre de al menos 70 metros, ahora pueden ser conducidos cada dí­a a un parque público cercano o a las zonas comunes del patio de vecindad del edificio en el que esté ubicada la guarderí­a. Si para el aula de los más pequeños se exigí­a un aseo, ahora basta con un cambiador; si los niños tení­an que ser necesariamente cuidados por técnicos titulados, la nueva norma se conforma con “auxiliares”.

La patronal Acade, mayoritaria en el sector, ha aplaudido el nuevo decreto, y su director general, Javier Hernández, cree que facilitará la legalización de las ludotecas y guarderí­as irregulares. (…)

La cosa puede presentarse como oportunidad, se abrirán más guarderí­as y serán más baratas, o como problema, las guarderí­as serán peores y estarán en manos de asaberquién. La cosa es aún peor si se tiene en cuenta que habrá una diferencia aún mayor entre las guarderí­as de calidad (públicas y privadas caras) y el resto. A las primeras, podrán acceder quien pueda pagarlas y quien cumpla los criterios legales. Como habrá pocas plazas públicas para mucha gente (que no tendrá otra opción de calidad) se establecerá una competencia en la que el bloque de la derecha también ha ganado la batalla del marco: la culpa es de los inmigrantes; no de las administraciones que cada vez ofertan menos servicios públicos.

Si la cosa fuera al revés (si esta ley la hubiera hecho el Gobierno), tendrí­amos al bloque de la derecha afirmando que a la administración no le interesan los niños (recordarí­a el informe PISA) y seguro que algún tertuliano (copero o de la rama andaluza de Onda Cero) afirmarí­a sin tartamudear que, como ya no se pide titulación, habrá una puerta de entrada para los pederastas. Dirí­a algo así­: el asesino de Mari Luz no tendrá que secuestrar, sino entrar en las guarderí­as de Zapatero y Cabrera; cabretero, añadirí­a, guarderí­as cabreteras. 

Tant se m’en fot

jueves, 27 de marzo de 2008

Si yo fuera el asesor de Artur Mas, le dirí­a que tratara de cerrar un acuerdo con Pepe Blanco y José Antonio Alonso para apoyar a Zapatero, al menos, en la primera parte de la legislatura. Serí­a un acuerdo con de tres a cinco puntos accesibles y poco costosos pero bien definidos basados en la inversión del Estado en Catalunya y la proyección de las empresas catalanas en el Estado y para cuya escenificación elegirí­a un escenario simbólico como el Monasterio de los Capuchinos de Sarrií . El mensaje a trasladar (lo que hay que decir para que salga en la tele) es: a nosotros no nos interesa el Govern, sino Catalunya, donde lo más importante es que se recupere el pulso económico y social. La construcción nacional necesita hechos y palabras (el lema de Montilla fue ‘Fets i no paraules’) porque, cuando se juntan los hechos y las palabras surgen los proyectos. Catalunya lleva años sin proyecto navegando entre aventuras, farsas y miedos. Catalunya necesita un proyecto. (coda interna) Y, para conseguirlo, es necesario un partido que no tenga hipotecas en Madrid, sobre todo hipotecas subprime, como el PSC del señor Montilla.  

El grupo dirigente liderado por Mas logra protagonismo y, quizá, salvarse del seguro relevo porque:

  • recupera un protagonismo para Catalunya que, a dí­a de hoy, se da por perdido en beneficio del Paí­s Vasco.
  • recupera un protagonismo interno ante una sociedad civil catalana convencida de la inevitabilidad del PSC
  • recupera la iniciativa polí­tica porque lo peor que le puede pasar a CiU es que Catalunya caiga en la indiferencia. Del catalí  emprenyat al catalí  tant se m’en fot.  

Hace años, un polí­tico fue preguntado por la cantidad de gente que salí­a a manifestarse contra el gobierno. ¿Está usted preocupado?, dijo el periodista; no, respondió el polí­tico, siempre son más los que se quedan en casa. Semanas después, el partido del polí­tico perdió un proceso electoral pero lo hizo por muy poco, mucho menos de lo esperado después de la profusión de actos en contra de su gestión. Esa derrota dulce provocó que el grupo dirigente de su partido, cada vez más reducido, se confiara despreciando todos los actos en contra de su gestión. El polí­tico era Aznar.

He recordado la frase leyendo medios catalanes tras las elecciones. ¿Dónde está el ‘catalí  emprenyat’ de la multitudinaria manifestación?, se dijo. Cuando alguien va a una concentración o a un acto deportivo o a un concierto o a una aglomeración (desconozco el funcionamiento de las orgí­as) el calor de la multitud provoca la sensación de invencibilidad metoní­mica, aquí­ estamos todos, y un fuerte subidón; también, de imbecilidad e impunidad, por eso pueden darse comportamientos violentos, aunque mucho menos de lo que parece. La sensación de que ‘aquí­ no falta nadie’ provoca olvidarse de toda la gente que ha elegido ir al campo, al cine o quedarse en su casa y, cómo no, sorpresas posteriores, como las de esos medios catalanes. 

Miremos los resultados electorales:

resultados

¿Qué esperaban que hiciera el catalí  emprenyat?, ¿apoyar opciones nacionalistas o soberanistas o, simplemente, no apoyar al PSC? El problema es de polí­tica básica. CiU (el Carod-Rovira Flying Circus es caso aparte) está en un callejón sin salida. No tiene posibilidades de pactos para alcanzar cuotas de gobierno y, como los partidos son instituciones para el acceso al poder de los grupos sociales, éstos buscan otras opciones o desisten (ojo a la abstención). El ‘catalí  emprenyat’, definido por el maestro Juliana, es un modelo a la contra que sirve para una movilización hasta cierto punto y que, hasta cierto punto, puede volverse en contra, como en la movilización contra el PP. Hace falta relato. Ojo, es el problema del PSC: su motor fue el antipujolismo y es el antiPP; fuera de eso, nada. CiU puede elegir entre seguir jugando a la contra buscando captar otros espacios en negativo pero necesita ofrecer un proyecto, un relato, ¿qué hay en la Casa Gran del Catalanisme?. La peor lectura es que Catalunya está cayendo en la indiferencia, en el tant se m’en fot. 

PD: Tal cosa no sucederá porque, cuando un polí­tico español está a punto de pegarse un tiro en un pie, siempre viene otro que le avisa de que la pistola no tiene balas y, para demostrarlo, se dispara en la sien.

Segundo debatón II: alegatos

lunes, 3 de marzo de 2008

La niña. Al final de todo, la niña. La semana ha girado en torno a los rumores sobre quién era el padre, o la madre, de la niña de Rajoy. Se le han encontrado abuelos en Argentina, Estados Unidos, México y la URSS. Como servidor quiere ser Sam Seaborn de mayor, ha escrito lo siguiente que, no siendo ninguna maravilla, evita el ridí­culo y, creo, provoca una cierta erección al final; claro, entre los partidarios. No vale para las disfunciones en forma de disidencias o indecisiones. 

Un alegato para Rajoy

Hace cuatro años pedí­ una nueva mayorí­a para continuar con el proyecto que habí­a llevado a España a sus cotas más altas de prosperidad y prestigio y ustedes no me la dieron. Ustedes no se equivocaron, nos habí­amos equivocado nosotros. Nos habí­amos equivocado en la gestión de problemas como el accidente del Yak-42, el Prestige o, incluso, los atentados del 11 de marzo y ustedes nos lo hicieron saber. Quiero transmitirles que hemos entendido el mensaje.

Hemos comprendido que esta es una sociedad madura, seria y responsable que está a la altura de todos los desafí­os; nosotros no lo estuvimos y lo pagamos. Pero quizá una buena parte de los que hace cuatro años pensaron que hací­a falta un cambio se sienten defraudados. Ustedes no se equivocaron, el que se ha equivocado estos años es el Gobierno Socialista. Se ha equivocado en la gestión de la economí­a no previendo los problemas que ya tenemos en la calle, se ha equivocado en la gestión del terrorismo devolviendo a los violentos a las instituciones y malgastando una nueva oportunidad para la paz, se ha equivocado en la gestión de la cohesión territorial enfrentando una comunidades con otras y marginanado a aquellas en las que no gobierna su partido, se ha equivocado, en definitiva, en considerar que este paí­s está mal hecho y que él ha venido para arreglarlo. España, durante estos años, no ha tenido más problemas que los inventados por Zapatero.

Yo no me dirigo a las civilizaciones, sino a los ciudadanos. Yo quiero una alianza de ciudadanos libre e iguales que luchen por un paí­s mejor. Un paí­s en el que todos tengan los mismos derechos en todos los lugares y que, sin complejos ni buenismos, afronte los retos del siglo XXI como hacen otras naciones de nuestro entorno. Quiero un paí­s que esté en las cumbres internacionales donde se deciden las polí­ticas internacionales y no en foros extravagantes. Quiero un paí­s en el que los terroristas y el resto de delincuentes estén en la cárcel y donde las ví­ctimas sepan que el Gobierno está con ellas. Quiero un paí­s con más capacidad de respuesta ante los problemas económicos, donde no se niege la realidad y se afronten las pequeñas cifras de la calle, enormes en el dí­a a dí­a de los ciudadanos.  Quiero un paí­s más digno, más seguro, más fuerte. Un paí­s que se llama España, en el que yo creo. 

Y el otro. 

Un alegato para Zapatero

Hace cuatro años pedí­ su confianza porque pensaba que nos merecí­amos una España mejor. Creo que no les he fallado, dentro de seis dí­as me lo harán saber; quiero aprovechar este momento para decirles que ustedes no lo han hecho. En economí­a, hemos vivido los mejores años de nuestra democracia. Gracias al esfuerzo común en la contribución y la distribución cuando las cosas iban bien, podemos afrontar mejor las turbulencias que nos esperan. Turbulencias para las que no todos los paí­ses están igual de bien preparados que España porque no todos han potenciado las polí­ticas de cohesión social ni el ahorro del Estado para realizar ahora las inversiones necesarias. En estos cuatro años hemos conseguido superar a Italia y el reto que les propongo para los próximos cuatro años es alcanzar a Francia, conservando y aumentando nuestro estado del bienestar. Nos meceremos este reto y lo conseguiremos.

Hace cuatro años, decí­an que éramos unos ilusos; decí­an que éramos unos ilusos por plantear que España podí­a volver inmediatamente a la legalidad internacional y, con su apoyo, lo conseguimos. Decí­an que ya no se podí­a crecer más ni repartir mejor la prosperidad pero, gracias a su trabajo y actitud, hemos logrado mejorar dí­a a dí­a y situarnos como una referencia mundial en crecimiento económico sólido y, lo que es más importante, en derechos sociales. En estos cuatro años hemos ampliado derechos a todas las opciones sexuales, hemos convertido en derecho la ayuda a los que ayudan y las polí­ticas de igualdad, hemos facilitado que las autonomí­as, una de las bases de nuestra prosperidad, también amplí­en su carta de derechos y hemos corregido el gran problema de la derecha: olvidarse de los derechos.  

Olvidarse del derecho a una vivienda digna, a un trabajo digno con contrato fijo, seguridad laboral y conciliación con la vida familiar, derecho a tener una jubilación digna, derecho a unas infraestructuras dignas que vertebren el paí­s, derechos a unos servicios públicos de calidad, derecho a una vida digna y a una muerte digna, derecho a no sentirse excluido por ser diferente, derecho a venir desde lejos y tener los mismos derechos, derecho a sentirse español de muchas maneras, derecho a realizarse según el propio plan de vida sin que nadie imponga su criterio ni su fe, derecho a disfrutar de la vida, derecho a ser feliz, derecho a no tener miedo, derecho a defender la alegrí­a de las dulces infamias y los graves diagnósticos. Se puede; entre todos, podremos.  

Z II

miércoles, 20 de febrero de 2008

Si yo fuera el asesor del Presidente, también mirarí­a con atención la campaña del PP (con ví­deo con familia embargada con Zp de fondo) porque, además de ingeniosa, se dirige a un punto acertado, la frustración. No va a haber embargos masivos porque no hay una crisis pero la desaceleración provocará un frenazo en el consumo y éste es el motor de la satisfacción (es una cosa que explica Punset). Si no hay dinero disponible no puedo realizar el Proyecto Individual Inmediato que puede ser comprarme el iPhone, viajar en Semana Santa o comprarme una casa en Polaris Marina World.

Si yo fuera el asesor del Presidente, harí­a un ví­deo de respuesta que comenzara donde acaba el del PP, con la familia embargada con ZP de fondo. Cuando el piso quede vací­o, mostrarí­a sobre la mesa papeles con los siguientes letreros: decretazo, contrato temporal, contrato precario y abuso. De este último letrero pasamos al salón donde la familia es interrogada por un señor con barba y puro. Bueno, le dice al hombre, tengo que pagarle las horas extras como normales pero, si no quiere, ya sabe que se ha abaratado el despido; bueno, le dice al hermano mayor, el horario será de 10 de la mañana a 10 de la noche, domingos y festivos incluidos, que la Comunidad nos deja; y usted, le dice a la mujer, ¿piensa en tener más hijos?, ¿qué hará si el pequeño se pone malo? Suena la puerta y aparece ZP con Solbes y Caldera (imagen importante) y mandan irse al sosias de Rajoy. Comienzan a hablar. Solbes explica que las cifras macro son importantes porque son el armazón de la economí­a doméstica. Caldera explicará a cada uno lo hecho: el pacto social, la conversión de contratos temporales en fijos, la Ley de igualdad y la idea de convertir en indefinidos los de obra y servicio. El ví­deo lo cerrarí­a ZP admitiendo que, a pesar de todo lo que se ha hecho y de lo bien que van las cosas, es consciente de los problemas de miles de familias y que va a trabajar para ello.  

Z

miércoles, 20 de febrero de 2008

Si yo fuera el asesor del Presidente, estudiarí­a con atención la campaña AdioZ, elaborada por el entorno de la Cope. Primero, porque es muy ingeniosa, y, segundo, porque revela el cambio que ha experimentado el bloque de la derecha en estos últimos años. Quizá por influencia del grupo neocon estadounidense o quizá por recuerdo de los tertulianos de la Cope, casi todos ex comunistas, la derecha del entorno de esta emisora ha adaptado los modos y maneras de la izquierda con manifestaciones, campañas, uso del humor y, claro, de la agitación y propaganda.

Si yo fuera el asesor del Presidente, habrí­a respondido con una campaña (en la que no se notase la mano del PSOE ni del Gobierno) basada en el personaje de Mazinguer Z, con unos cortos en los que Rajoy fuera el Doctor Infierno y el Barón Ashler juntase a Aguirre y Aznar.

¿Qué piensa?

miércoles, 13 de febrero de 2008

Si yo fuera el asesor del Presidente, prepararí­a una pequeña campaña de cartelerí­a con presentación y web que difundiera la idea de que Rajoy no es de fiar porque no tiene criterio y deciden por él, una idea que está en el ambiente (las ideas polí­ticas no se crean, sino que evolucionan de bacterí­a callejera a mamí­fero mitinero) desde el enfrentamiento Gallardón-Aguirre.

Recordarí­a que un gobierno del cual él formaba parte aprobó el canon por copia privada por primera vez en España, con fecha exacta y foto, a ser posible, antes de señalar que ahora está en contra. También recordarí­a que Pilar del Castillo, la ministra que lo promovió está en las listas.

Recordarí­a que un gobierno del cual él formaba parte aprobó la Ley del Menor, con fecha exacta y foto, a ser posibe, antes de señalar que ahora está en contra. También recordarí­a que José Marí­a Michavila, el ministro que lo promovió está en las listas.

Recordarí­a que su partido estuvo en contra del carnet por puntos para inmigrantes de CiU antes de señalar que ahora están a favor.  

Recordarí­a que su partido ridiculizó la asistencia bucodental y que la cabeza de lista por Cádiz, Teófila Martí­nez, dijo que se prometí­a el “Ratoncito Pérez” antes de señalar que ahora lo prometen.

La cosa tendrí­a el siguiente lema: ¿Qué piensa Rajoy? ¿Piensa algo o piensan por él?

PD: Recordarí­a, también, aunque en un ví­deo, los presos de ETA acercados o excarcelados en su paso por Interior. Son, entre otros, Echeandí­a Zorroza, Alberdi Olano o Galardi Sagardí­a. El primero participó en la colocación de una bomba en una oficina central del Banco de Vizcaya en Bilbao. Murieron tres personas: Ramón Iturriondo Garcí­a, Aní­bal Alfonso Izquierdo Emperador y Benicio Alonso Gómez. También causó heridas a once personas. El segundo fue condenado por la comisión de cinco atentados en los que asesinó a otras tantas personas, Lisardo Sampil, taxista; Antonio Pérez, guarda de Cementos Lemona; Alfonso Vilarino; Dámaso Sánchez, joyero; y Felipe Alejandro Extremiana, empleado. Más datos, aquí­. (Para curiosos, pueden encontrar a un tipo excarcelado por Acebes condenado por la muerte de un policí­a y su esposa embarazada).

Cómo conseguir lo que uno quiere sin hacer el ridí­culo

jueves, 31 de enero de 2008

Leemos en la prensa (o no; maldita sea no lo encuentro) que la Xunta de Galicia quiere modificar la legislación para que los rótulos de los comercios estén escritos en gallego y castellano. Y, si no, multa.

Ay, ¿qué habrí­a costado diseñar un Plan de Renovación del Sector Minorista?

  • Algo que comenzara con un folleto recordando lo mucho que importa el comercio para la vertebración de la sociedad, dejando caer que otras comunidades, como Madrid o Valencia, asfixian a este sector.
  • Algo que después recordara (lo siguiente vale para un roto, un descosido y un zurzido) la necesidad de la calidad y, aún más, la excelencia para competir en un mundo cada vez más globalizado y donde las nuevas tecnologí­as imponen sus desafí­os.
  • Algo que después presentara una iniciativa para impulsar el comercio minorista a través de ayudas para la renovación de instalaciones, cartelerí­a y letreros (con diseños de algún joven diseñador gallego elegido tras concurso) y penetración de nuevas tecnologí­as (quizá con un software libre en gallego, ¿el Galux?). Movimiento de capital, tan necesario estos dí­as: alguien tiene que dar cursos, alguien tiene que hacer los letreros, alguien tiene que llevarlos, etc…

Y sólo ahí­, en un apartado, indicarí­a que será condición indispensable para recibir las ayudas el que los nuevos letreros estén en ambos idiomas. Ay, ¿qué habrí­a costado?, ¿pensarlo?

PD: El Paí­s está dando dos colecciones polí­ticas importantes: el programa sobre agenda polí­tica Supernanny y el programa de comunicación polí­tica Cuarto Milenio.