Archivo de la categoría "Cuaderno Portugués"

Coleccionables

jueves, 30 de agosto de 2007

Propuestas

-Trámites: El mejor papeleo llega ya a su quiosco. Formularios, impresos, timbres e instancias simples, por duplicado y por triplicado. Con la primera entrega, la solicitud de ayudas a la primera vivienda de la Comunidad de La Rioja, gratis la segunda, la poliza de cinco pesetas del motocarro de Plácido, una pieza de coleccionista.

-Subvenciones: ¿Preocupado por el fin de los fondos de cohesión?, ¿ya está echando de menos la PAC? Llega a su quiosco el coleccionable para volver al corazón de Europa. Con la primera entrega, oleaginosas en barbecho, gratis la segunda, patrimonio artí­stico del románico palentino.

Relato Agostí­

lunes, 27 de agosto de 2007

Algunos de ustedes me han hecho llegar la incomodidad de leer en pantalla. Para que no se dejen lo ojos, pueden descargar aquí­ el primer capí­tulo de Asesinato en Maitines e imprimirlo.

Se agradecerá cualquier comentario; sobre todo, los que descubran erratas, faltas de ortografí­a e incoherencias argumentales.

Relato agostí­ IV

jueves, 16 de agosto de 2007

Asesinato en Maitines

 -Esos hijos de puta, esos hijos de puta lo han matado.
 Carmela del Campo, secretaria personal de Jaime Cerceda, amiga í­ntima de su esposa Julia y madrina se su hijo pequeño, ha esperado quedarse a solas con Chus Sanabria, Adjunta a la presidencia del PPM, médico de familia y madrina del hijo mayor de Cerceda, para soltarlo. Las dos han subido en el ascensor de presidencia a la cuarta planta, llamada el Ala Oeste por ser la de los despachos de dirección, con Marí­a José Izquierdo, ex comisaria de policí­a y Jefa de Seguridad del Partido, y Elena Palacios, de Servicios Generales, que las han acompañado hasta el despacho de Sanabria. Allí­, entre las tres han tumbado a Carmela en un sofá y Sanabria le ha preparado un cóctel de pastillas para tranquilizarla, pastilla verde, sin dejarla atontada, roja, ni bajarle mucho la tensión, amarilla. Sin embargo, cuando Pepa Izquierdo y Elena Palacios, abandonan el despacho, la secretaria se incorpora y aparta la mano de Chus, que ha colocado las tres pastillas formando un semáforo.
 -Esos hijos de puta han matado a Jaime, los han matado Chus, lo han matado. Ay, Dios mí­o, qué va a hacer Julita. Y los niños, los niños, los niños…
(más…)

Relato agostí­ III

lunes, 13 de agosto de 2007

Asesinato en Maitines

-Mecagúendios, Toño, qué coño haces aquí­. Tienes que despejar a los periodistas.

      Vicente Castalia, portavoz parlamentario, es el primero en reparar que el secretario de comunicación, Antonio Benavides, ha regresado a la Smoking Room. Ha tardado cuatro minutos y quince segundos.

      -Joder, es que no puedo presentarme así­, coño.

      Benavides odia los tacos pero sabe que es el momento de usarlos; son el ladrido del caniche ante el pastor alemán. 

      -Así­, ¿cómo?, ¿sin saber qué decir? Pues como todos los lunes y, si no puedes, seguro que hay otro compañero con más ganas de trabajar por el partido.

      La voz de trompeta llena de agua de Mar Mendiburu, presidenta de la Comunidad de Madrid, nunca ordena o amenaza, siempre se limita a invitar. Benavides está convencido de que ella fue la inspiración del personaje de Gollum, calvicie incluida.

      -Así­ sudando, despeinado y sin saber si tengo la corbata anudada.

      Benavides siempre aparta la vista cuando le toca responder a una persona del grupo que pensaba que él era gilipollas. Cuando acaba, mira durante un instante a Mendiburu antes de continuar.

      -Si debo convencerlos de que la reunión se ha suspendido porque el presidente Cerceda está indispuesto, no puedo tener un pelo fuera del sitio porque esos cabrones se dan cuenta de todo. Impecable, hoy tengo que estar impecable.

(más…)

Relato agostí­ II

viernes, 10 de agosto de 2007

Asesinato en Maitines 

Justo antes de tocar el pomo de la puerta que separa la Sala de Reuniones de la Sala de Prensa de la sede del Partido del Progreso Moderado, Antonio Benavides, Secretario de Comunicación y Portavoz, se coloca entre las piernas el portafolios corporativo donde guarda las notas de la comparecencia para poder ajustarse la corbata, las gafas y el pelo que se arremolina tras las orejas como si la madera se hubiese transformado en un tocador. Un espejo, piensa, necesito un espejo; no puedo presentarme ante los periodistas con esta pinta. Gira sin mover las rodillas, pensando a quién de entre los asistentes a Maitines puede pedirle un peine o, al menos un espejo. Recuerda haber visto en el inicio del almuerzo, antes del descubrimiento del cadáver de Cerceda, a tres mujeres, Mar Mendiburu, la presidenta de la Comunidad de Madrid; Navas Obregón, la encargada de cosas de economí­a en el partido, y Tránsito Simancas, ex ministra y alcaldesa de Valladolid. De las tres, piensa Benavides, Mendi y Transi son del grupo que piensa que soy gilipollas y Navas puede entrar en él si le pido un peine o un espejo con la que tenemos encima. Necesito una tí­a discreta y que sepa cómo soy, se dijo el portavoz sin saber qué querí­a decir exactamente la frase, sobre todo, el final de la frase. Repasó las mujeres presentes en Maitines. A Carmela, la secretaria de Cerceda, se la habí­a llevado a la enfermerí­a Chus Sanabria, ex ministra y médico, porque se habí­a desmayado al descubrir el cadáver de su jefe. Elena Palacios, de Servicios Generales, habí­a ido a buscar un servicio médico discreto y Marí­a Antonia, la jefa de Seguridad, a alguien que iniciara una investigación interna, mucho más discreta todaví­a.

(más…)

Relato agostí­

jueves, 9 de agosto de 2007

(Es un episodio piloto. Se llama, provisionalmente, Asesinato en Maitines)    

Todos los lunes por la mañana, la sede del Partido del Progreso Moderado es un hervidero. El partido convoca una cita informal, no regulada por los estatutos, a la que se accede por invitación directa del presidente del partido, Jaime Cerceda, hasta hoy. Hay diputados, senadores, presidentes de comunidades parlamentarios autonómicos y alcaldes, pero también ex diputados, ex senadores, ex presidentes de comunidades, ex parlamentarios autonómicos y ex alcades; también, varios ex ministros, aunque, como sucede con los anteriores cargos, no están todos.

Lo importante es estar; no ser, ni hacer. Hay gente que lleva asistiendo a las reuniones desde sus inicios y que jamás ha abierto la boca. Ni siquiera un gesto de asentimiento o desaprobación. Su aportación es su presencia; más aún, su no ausencia. Todo metafí­sico o, tratándose de un partido vinculado en sus orí­genes a la Democracia-Cristiana, teológico. Por esta raí­z, un ex ministro caí­do en desgracia bautizó esta cita informal con el nombre de Maitines

(más…)

Reforma agraria

jueves, 9 de agosto de 2007

Cuando el ex militante anarquista leyó:

navarra

pensó que, por fin, habí­a llegado la Reforma Agraria prometida en la República y salió de casa dispuesto a pedir su parte. Antes, preguntó a su mujer si preferí­a una parcela en un valle cerca de los Pirineos o más al sur. Sí­, respondió ella, mejor en la zona de huertas; podrí­amos plantar espárragos o pimientos, a ti te gustan mucho. El ex militante anarquista escogió el pueblo de Marcilla porque le recordaba a un anuncio con Carmen Maura y, sin perder un minuto, fue al Ministerio de Agricultura. Allí­ le dijeron que no podí­an hacer cambios en la propiedad y que era cosa del Registro Civil o incluso del juzgado, si es que habí­a alguna disputa. No, no, es sólo por que el presidente Navarra es de todos. Ay, pensó la funcionaria de Ministerio de Agricultura, un pesado que me va a hacer perder la mañana. En menos de diez segundos, el ex militante anarquista estaba de nuevo en la calle con la dirección del Ministerio de Administraciones Públicas escrita en el dorso de un folleto sobre la quema de rastrojos.

En el de Administraciones Públicas, otra funcionaria más paciente le intentó explicar: eso de que ‘es de todos’ es una frase hecha. Bueno, respondió el militante anarquista, todas las frases se hacen. No exactamente, respondió la funcionaria, hay frases que se construyen porque quieren expresar lo que uno piensa o siente, como tengo frí­o o me voy a la cama, pero hay otras que ya están hechas y que no significan nada: tengo un frí­o de mil demonios o me voy a cama porque tengo un sueño que me caigo. No es que vaya a caerse, sino que quiere decir que tiene mucho sueño; lo de caerse es para remarcarlo. Y son palabras, contí­nuó el ex militante anarquista, que no significan nada. Sí­, dijo la funcionaria. Otra vez que toman el pelo, masculló el militante anarquista, es para cagarse. Veo, sentenció la funcionaria, que lo ha entendido perfectamente.

Bergman

miércoles, 8 de agosto de 2007

La Muerte apareció ante el Caballero y desplegó su oscuro manto en el que se podí­a leer: llama por cero euros durante todo el verano. Después del tiempo marcado por autocontrol de la publicidad en medios audiovisuales, la Muerte recogió su oscuro manto y avanzó al encuentro del Caballero que afirmó mientras preparaba las piezas: son tiempos oscuros los que nos ha tocado vivir.

Nostalgia

martes, 10 de julio de 2007

Después de echar la cebolla, recordó que ella la odiaba. Recogió todos los trocitos, lavó la lechuga, el tomate y el maí­z y abrió otra lata de atún. Cuando fue a poner la mesa, recordó que ella no vendrí­a y fue al frigorí­fico pero ya no habí­a más cebollas.