Camino de miseria

Cuando este año lean u oigan sobre la recuperación del empleo, tengan presente este artículo de Andy Robinson:

Había salido esa misma mañana un informe de la Universidad de Berkeley (California) que destacaba un dato extraordinario, una ilustración gráfica de la sociedad de desigualdad extrema que emerge reforzada en la post crisis. Los beneficios de las siete grandes multinacionales de comida rápida -entre ellas Wendys, Burger King, McDonald’s, Kentucky Fried y Dunkin Donuts- suman 7.400 millones de dólares en el 2012 y la remuneración media de sus consejeros delgados rebasaba siete millones de dólares. Pero uno de cada cuatro trabajadores de este sector de rápido crecimiento en Nueva York cobra tan poco que se ve forzado a solicitar ayuda alimentaria al programa federal de food stamps (bonos de comida).

Tener empleo ya no quiere decir nada. Camino de miseria es el libro por escribir.

Deje un comentario