Alemania nos va a dar otra vez

Hace justo dos años, nueve de noviembre de 2011, publicó Cinco Días:

Alemania se financia a coste cero gracias a la crisis de la deuda

La consecuencia de estos años de burbuja de liquidez hacia Alemania, gracias a su política de empobrecer al Sur, sale hoy en El Economista

El capital privado alemán supera el nuevo récord histórico de 5 billones

El diario lo llama “el dinero de las familias”, siguiendo el marco mental corporativo de considerar como de todos lo que tienen unos pocos (y de nadie lo que es de todos). La inferencia de esa premisa es que el interés del capital privado es siempre el mismo y lo que beneficia a “las familias” nos beneficia a todos. No hay que ser muy inteligente para entender que los intereses de la familia López no son los mismos que los de la familia Botín. Pues bien, hay mucha más gente de la que nos pensamos que no alcanza ese nivel de comprensión. Es gente que cree que pagar 20 euros menos de IRPF y pagar dos euros más en el abono transporte, un euro más en el peaje, cinco euros más en el IBI, cuatro euros más en la tasa de basuras, quince euros más en el recibo de la luz, siete euros más en medicinas, cuatro euros más en el gas y seiscientos euros más en la matrícula de universida del niño es algo muy positivo.

Es dinero de algunas familias porque, como bien indica la información. En 2005, había un 12,2% de personas en riesgo de pobreza; en 2011, 16,1. Intuyo que el dato habrá seguido creciendo.

La cuestión es dónde va ese dinero. Un faldón en la misma página afirma:

El ahorro disminuye en Alemania a niveles de 2002. Los bajos tipos de interés y la confianza en la economía, el motivo

[Ojo, la información también dice que “entre 2011 y 2013, la proporción de ciudadanos que no pudieron ahorrar por falta de recursos suficientes subió del 17 al 21,9 por ciento”. El cóctel alemán de desigualdad, precariedad e inmigración].

Los bajos de tipos de interés… Ahí está la cuestión. El tipo de interés está provocado que, en Alemania, haya crecido la inversión en vivienda, lo que nunca baja de precio, como saben todos los alemanes. Mucha liquidez, tipos bajos, inversión inmobiliaria… burbuja. A Alemania le conviene una subida de tipos de interés en la Eurozona para controlar la inflación y que el dinero vaya a depósitos, planes de pensiones conservadores, etc.

Sería una medida que volvería a destrozar al Sur, concretamente a España. Significaría una reducción, aún mayor, del crédito y, sobre todo, la subida de las hipotecas. También destrozaría a parte de esa Alemania jodida. La duda es en quién pensará el nuevo gobierno alemán.

Deje un comentario