Abrazándose

El director deportivo (secretario técnico, decí­ase antes) del Real Madrid explica el resultado del debate Solbes-Pizarro y, quizá, de la campaña electoral:

El director de fútbol del Madrid, Pedja Mijatovic, culpó al árbitro de no interrumpir el contragolpe porque, alegó, “los jugadores estaban abrazándose”.

Es un argumento tan indefendible, que ha sido respaldado por el radiofonista Jiménez.

PD: Hace años, Juan Roig, presidente de Mercadona, adquirió el Valencia Bí squet y anunció que lo gestionarí­a como una de sus empresas. Tiempo después, tuvo que admitir, en un gesto de inteligencia infrecuente, que el deporte no tiene nada que ver con la gestión empresarial. La polí­tica, tampoco.

Deje un comentario