¿Por qué dicen compromiso cuando quieren decir comunismo?

Mañana, El Paí­s venderá una antologí­a del poeta Luis Rosales y lo presenta con un texto titulado:

Luis Rosales, aquel náufrago metódico

El tí­tulo no está sacado de las memorias de Ben Gumm, sino de un párrafo de la autobiografí­a:

“Como el náufrago metódico que contase las olas que le bastan para morir, y las contase, y las volviese a contar, para evitar errores, hasta la última, hasta aquella que tiene la estatura de un niño y le cubre la frente, así­ he vivido yo con una vaga prudencia de caballo de cartón en el baño, sabiendo que jamás me he equivocado en nada, sino en las cosas que yo más querí­a”.

Extraña que, en ningún momento, el texto de El Paí­s mencione el fuerte compromiso polí­tico de Rosales con el conservadurismo autoritario. No se hace mención a su militancia falangista ni a la revista Jerarquí­a.

Extraña porque esta semana han muerto Carlos Castilla del Pino y Mario Benedetti y la palabra compromiso ha sido inevitable.

Mi señora afirma que la palabra compromiso se usa para que la izquierda en general (sobre todo la que ella llama la izquierda blandita) pueda compartir a los finados comunistas.

1 comentario sobre “¿Por qué dicen compromiso cuando quieren decir comunismo?”

  1. rafa hortaleza dijo:

    pues tiene usted toda la razón. Bien traí­do.

Deje un comentario