La caí­da del Imperio austro-húngaro

El sábado por la tarde le pregunto a mi padre ¿estamos tan mal? Para nada. Coge El Paí­s y me señala una información:

La UE duplica las ayudas a las economí­as del Este

Bruselas ofrece hasta 50.000 millones en fondos para paliar la crisis

[…] En esta lí­nea, la UE acordó duplicar, hasta llegar a la cifra de 50.000 millones, el lí­mite máximo del mecanismo comunitario de ayuda financiera a la balanza de pagos.

Mirek Topolanek, primer ministro de la República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la Unión, precisó que “el dinero se destina a los paí­ses que están especialmente golpeados por la crisis”, y que no cuentan con el escudo protector del euro. A finales del año pasado, el Consejo Europeo acordó un primer aumento de estas ayudas hasta 25.000 millones. Los primeros beneficiarios han sido Hungrí­a y Letonia con 6.500 y 3.100 millones de ayuda respectivamente. Rumania también ha solicitado apoyo.

Aunque quedaba un remanente de 15.400 millones, Bruselas ha querido enviar un mensaje claro a los mercados para evitar tentaciones especulativas contra cualquier paí­s que pudiera tener dificultades financieras.

El sábado fue 21 de marzo. Hace menos un mes (2 de marzo), leí­amos:

La UE niega más ayudas a Europa del Este

Los dirigentes rechazan la petición de los nuevos socios de fondos frente a la crisis

[…] La cumbre fue convocada precipitadamente por República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la Unión, como reacción a las medidas de defensa de la industria nacional anunciadas por algunos paí­ses como Francia.

Los debates de ayer permitieron relajar la tensión entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro checo, Mirek Topolanek, a cuenta del plan de ayudas de Francia al sector del automóvil que privilegiaba el empleo en Francia.

[…]

Los nueve paí­ses del Este mantuvieron una reunión antes de la cumbre en la que mostraron su preocupación por el deterioro de su sistema financiero, pero en la que no prosperó la idea de un Programa Europeo de Estabilización e Integración, presentado por el primer ministro húngaro, Ferenc Gyurcsany. El dirigente húngaro solicitó una ayuda de hasta 180.000 millones de euros para sanear los bancos y reactivar la economí­a de los paí­ses del Este. La iniciativa fue rechazada por varios paí­ses de la región como República Checa, Polonia y Estonia.

Son 19 dí­as.

Es una información geográfica, es un punto en el mapa, el antiguo imperio austro-húngaro.

este 

El gráfico lo publica hoy ABC porque esta semana han caí­do los gobierno de Hungrí­a y Chequia, presidencia de turno de la UE. Pero, en este gráfico, faltan los datos más importantes. Veí­amos en la noticia del El Paí­s que me señalaba mi padre.

austria 

Es la lista de paí­ses pillados o apalancados en la región. Para que nos hagamos una idea, la semana pasada leí­amos:

Los bancos belgas tienen una exposición crediticia en Europa central y del Este, así­ como en Turquí­a, que asciende a casi 100.000 millones, una cantidad que equivale a una tercera parte del Producto Interior Bruto (PIB) de Bélgica.

Y Bélgica es el quinto paí­s de la lista (en la que no está España). Piensen en Francia, Italia, Alemania y, sobre todo, Austria cuyo PIB es de muy poco más del pille. La burbuja del Este, del Imperio austro-húngaro, está por estallar.

O no. Esperemos que no.

PD: Mi padre me indica que, además del financiero, hay un problema social. No sólo interno (el regreso de la violencia interna), sino global: ¿Puede soportar el Oeste de Europa uno o dos o tres millones de inmigrantes del Este?

PD2: Y energético. Recordemos que este invierno fue el escogido por Rusia para cerrar el gas.

3 comentarios sobre “La caí­da del Imperio austro-húngaro”

  1. José-Luis dijo:

    Buena entrada si señor. Al César lo que es del César.

    JL

  2. MiguelRuiz dijo:

    Y eso es culpa del….capitalismo.

  3. Carles dijo:

    Y, curiosamente, el PIB previsto más favorable es de Moldavia, gobernada por los comunistas… Silencio. ¿Los comunistas? ¿No está muerto éso? No, sólo, como siempre, silenciado o insultado por el nazismo “triunfante” de los asesinos y los ladrones.
    “Silence, like a cancer, grows…”.

Deje un comentario