Profecí­as

En 1185, el  persa Anvari profetizó el fin del mundo. Como podemos ver, falló. Lo que llegó fue su propio fin ya que, después de ser flagelado, acabó sus dí­as en prisión.  No es por hacer sangre (o sí­) pero hace sólo tres meses, Lehman Brothers decí­a que la economí­a española estaba muy mal y que “lo peor estaba por venir”. Lehman quebró la semana pasada. Como Anvari, Lehman pensaba que miraba por una ventana cuando estaba frente a un espejo. Y no fue el único. Todos los bancos de inversión que están a punto de irse a pique si no los rescata el dinero público indicaron que la cosa estaba muy mala en todos los sitios, menos en su casa. A nadie se le ha ocurrido que esos ejecutivos sean flagelados y acaben sus dí­as en prisión (o sí­) pero no estarí­a mal algo más de responsabilidad a la hora de hacer predicciones y recogerlas. Lo de Lehman sobre España no estaba junto al horóscopo o a la previsión meteorológica, sino junto al resto de las noticias. Es decir, se colocaba la suposición junto a los datos, como si ambas cosas fueran reales. 

Desde que hace un año comenzó el dominó de la crisis, no paramos de ver análisis y predicciones que buscan explicar lo sucedido pero sólo crean más incertidumbre porque quedan desfasadas enseguida. El FMI o la Comisión Europea cambian sus apuestas sobre los datos de crecimiento de un mes a otro con más facilidad que Charles Russell, que indicó que el mundo se acabarí­a en 1874. Como no pasó nada, señaló 1914 y, al volver a fallar, apuntó a 2914, donde ninguno de nosotros, salvo Madonna, estaremos ya. La economí­a se basa en la confianza y muchas de estas predicciones fallidas son interferencias que perjudican el flujo normal de las cosas. Esperemos que no nos pase como los que hicieron caso del astrólogo Johannes Stoeffer que profetizó un diluvio universal para el 20 de febrero de 1524. Muchos construyeron barcas, se echaron a la mar y se ahogaron. ¿Y él? Pues no, claro. ¿Creen que leí­a sus informes? (Publicada el 25 de septiembre de 2008)

2 comentarios sobre “Profecí­as”

  1. MiguelRuiz dijo:

    Me uno al carro de las profecí­as:

    Hace poco, se viene planeando en Europa lo de las 65 horas (desde que se veí­a venir la crisis de lejos). ¿Ahora bien, puede estar el Gobierno de Bush provocando esta crisis con algún fin macabro de enriquecimiento o saqueo? ¿Existe alguna conexión entre el Gobierno Bush y la derecha europea, más hayá de la relación diplomática? ¿Han creado esta crisis para hacernos trabajar 65 horas? Ojalá no.

  2. jorgedioni dijo:

    No creo que haya una relación causa-efecto pero sí­ de aprovechamiento de las ocasiones. Lo explica Naomi Klein en La doctrina del shock.

Deje un comentario