La murga de los currelantes

El economista sabio Manolo Portela recomienda escuchar la Murga de los currelantes de Carlos Cano para esperar con mejor humor la nota de la tarjeta del próximo cinco de septiembre.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=IWW8-_u2HGg[/youtube]

La murga tiene muchos versos, “se acabe el paro y haiga trabajo, escuela gratis, medicinas y hospital; pan y alegrí­a nunca nos falte” o “maroooto, siembre la tierra que no es un coco; faloooote, que ya está bien de chupar del bote”, que parecen ilustrar actitudes vistas en las negociaciones sobre la financiación autonómica. En concreto, hay una en la que se habla del “mecanismo de tira palante” que metaforiza perfectamente la actitud del Gobierno. Tiempo. Es la estaca judicial; ganar tiempo para que los participantes se cansen, el tema desaparezca de lo medios y gane el que más resista.

Portela habla del dilema del prisionero y recuerda que Felipe González, ex marxista, aconsejó no mezclar reformas estatutarias con sistema de financiación. Es un consejo sabio no cruzar identidad, derechos y competencias con dineros pero ¿se podí­a hacer, ¿hasta cuando podí­a la estructura administrativa (central, autonómica y local) seguir manteniendo un marco jurí­dico y financiero que no se ajustaba con la realidad?, ¿se podí­a separar?, ¿por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?  

Y nunca hay que olvidar la admiración del presidente (al menos, en la pasada legislatura) por la doctrina risque-tout (audaz, imprudente, temerario) en la que lo más importante es provocar el movimiento y romper el statu quo.  

Deje un comentario