El manifiesto y la rotonda

El lunes por la mañana, un dí­a después de la vendetta y la victoria, en la Eurocopa y el Congreso del PP, El Mundo ofrecí­a su portada al manifiesto por la lengua común. Ese lunes al mediodí­a se presentaba en el Ateneo de Madrid y, tal como explica el propio El Mundo, “otros medios de comunicación se hicieron eco”. Los otros son el eco, quien lleva la voz principal es El Mundo. El martes, en la tertulia de la Cope, el periodista Ramí­rez instaba al PP a definirse: tienen una magní­fica oportunidad de demostrar que no se han perdido los principios. Y se han adherido.

¿Por qué lanza El Mundo esta campaña ahora?

  • Para volver a enrocar al PP justo cuando Rajoy quiere desenrocarlo porque a El Mundo le conviene empresarialmente que el PSOE esté en el poder y este manifiesto cierra al PP la posibilidad del pacto con la derecha territorial.
  • Para demostrar(se) Ramí­rez que tiene el control de la agenda y que es capaz de convertir un tema en el eje de la polí­tica española.
  • Para que el Manifiesto sirva de plataforma de lanzamiento para la expansión de UPD.
  • Para usarlo de rotonda en el giro que llevará a Ramí­rez a apoyar a Rajoy y su nuevo equipo.

PD:El concepto del manifiesto es perfectamente defendible: los derechos individuales por encima de los colectivos (grupos, hablantes, habitantes, razas y demás taxonomí­as) pero la experiencia nos dice que tal cosa es extraña en España. Más bien es unos derechos colectivos frente a otros derechos colectivos. Y a ver quién gana.

Actualización jueves: El periodista Ramí­rez dice (tertulia Cope sobre las 9:35): si los polí­ticos asumen la defensa del manifiesto, el periódico se compromete a apoyar a todos los partidos. La rotonda, coño, la rotonda. 

Deje un comentario