Lipovetsky

La agenda de prensa del sabio Portela comienza así­:

El euro marca otro máximo en el 1,3799 dólares cuando se conoció que la CE revisaba al alza la previsión de crecimiento de la zona euro hasta el 3,1%, debido a la reactivación de la economí­a alemana.

En España, Zapatero regala dinero a todas las jóvenes familias en edad fértil (EL MUNDO pág 17). La oposición no sabe exactamente cómo conseguir audiencia entre la población para explicar su mensaje económico.

El periodista Fernando Cortés se burla, diciendo que “El PSOE regala TVs de plasma” (ABC pág 42).

Y el rector Fernando Fernández se burla en una opinión llamada “Zapateroconomics” en ABC pág 40, de ayer.

Cuando Rajoy dice que va a proponer medidas para “recuperar la economí­a”, no produce más que risa. Cualquier analista, ante tal pretensión, desearí­a conocer qué otras burradas imaginan sus asesores.

Cualquier analista le dirí­a hoy a Rajoy que lo que deberí­a “vender” es:

La consolidación fiscal y el superávit fiscal.
Incentivos a la movilidad laboral.
Incentivos a la internacionalización de la economí­a.
Y, seguramente, enfriamiento económico.

Pero, ¿qué asesor es capaz de decirle a Rajoy que proponga un plan de enfriamiento de la economí­a, si los españoles están encantados de comer gambas, pasar el fin de semana en Nueva York y viajar barato al Vietnam y aceptan gustosos que les regalen 2.500 euros para cada nuevo españolito que traen al mundo?

Hace poco Portela nos recordaba una frase de Keynes sobre las ideas y su, imperceptible y demoledora, influencia en la economí­a, la polí­tica, la sociedad y, en general, el runrún de los tiempos. El último párrafo es Lipovetsky.

Deje un comentario