Silencio

“Cada vez que ha sido empujada al borde de su derrota, han aparecido para rescatarla de ese destino una legión de oportunistas muy escasos de escrúpulos, siempre pensando que podrí­an sacar algo que les beneficiarí­a impidiendo que esa derrota se consumara”, remachó el ex presidente Aznar.

Sostenella y no enmendalla. Siempre es mejor desandar un poco del camino equivocado antes de que se pierda de vista la encrucijada. 

Josep Ramoneda escribió: el Gobierno no puede confiar eternamente en la estupidez de la derecha. Eternamente, no; de momento, sí­.

Deje un comentario