Compromiso

El Paí­s abre hoy su portada con la siguiente información:

Valencia aplicará a los inmigrantes un contrato sin efecto alguno

En la información no hay más detalle que este:

“suscribirán” un documento comprometiéndose a respetar “las leyes, los principios y las costumbres españolas y valencianas”.

El diario se fija en los aspectos intensivos de la medida pero no en los expansivos. Es decir, destaca que “el Gobierno ya aprobó en 2007 un plan de integración que establece las medidas especí­ficas de la anunciada ley valenciana” y que, como la Generalitat no es competente en inmigración la medida “no tendrá efectos”. Los efectos expansivos es que , en un panorama de desaceleración (en Valencia, fuerte desaceleración) y de lucha por los servicios públicos (precarios) entre la clase media (precarizada) y los inmigrantes, el bloque de la derecha recupera ventaja situando de nuevo el terreno (contrato-sí­ / contrato-no puede ser la pregunta en la próxima edición de 59 segundos).

George Lakof sostiene que uno de los principales problemas del Partido Demócrata en EEUU ha sido pensar que bastaba con explicar las cosas. El Bloque de la Izquierda no deberí­a reproducir las explicaciones intensivas de El Paí­s y dar una explicación extensiva basadas en que toda la gente debe tener los mismos derechos y ni Ibarretxe ni Camps van a desafiar al Estado.

PD: En pasado fin de semana, Pedro Vallí­n comenzó a publicar en La Vanguardia una serie de entrevistas a sociólogos, politólogos, filósofos y pensadores vinculados todos ellos a la asesorí­a polí­tica, de las que trataremos de ofrecer la versión del director. En la primera, con José Ignacio Wert, vinculado al PP, encontramos:

P.- Pero Sarkozy se cuidó en campaña de vender un mensaje duro evitando dejar espacio a la ultraderecha.

R.- Sí­, en ese sentido hay que decir que Rajoy se llevó crí­ticas inmerecidas por su discurso sobre inmigración en la campaña. Una de las causas del surgimiento de movimientos de extrema derecha es que, obedeciendo al cien por cien los dictados de la corrección polí­tica, los polí­ticos no hablan de los problemas reales, y la inmigración lo es. No es un problema para los polí­ticos o las clases acomodadas, porque no conviven con él, pero sí­ para esa clase media que lo vive en el acceso a los servicios y en la convivencia diaria.

P.- Continúe.

R.- Eso es lo que le ha pasado a la izquierda y también a la derecha democrática tradicional, que les ha resultado muy difí­cil articular un discurso sensible al problema sin ser acusados de xenofobia. En la investidura, de hecho, Zapatero ya modificó su mensaje sobre inmigración y, aunque no habló de “preferencia nacional”, sí­ de una cierta “reserva nacional”.

P.- ¿A qué se refiere?

R.- Mencionó el incremento de las inversiones en los servicios públicos para garantizar que ningún español se quede sin ellos por el aluvión de inmigrantes y también habló de la capitalización del desempleo o los microcréditos como medidas para incentivar el retorno a sus paí­ses de los inmigrantes que pierdan su trabajo.

P.- ¿Por qué sostiene que es bueno este giro de ambos partidos?

P.- Socialmente es bueno que ese descontento que crea la inmigración esté canalizado desde el principio porque así­ vací­a la base de formaciones de corte xenófobo, evita el surgimiento de partidos que no tengan tantos anclajes institucionales, como ocurrió con LePen en Francia, o Pim Fortuyn en Holanda. Un partido institucional, como el PP o el PSOE, al estar más anclado al sistema también está más sujeto a mecanismos de control.

El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración es parte del cambio al que se refiere Wert.

PD2: Y esta noticia, también:

La Generalitat limita el número de inmigrantes en las escuelas para evitar guetos

Además de evitar guetos (marco progresista para la presentación de la Ley), lanza el mensaje a las zonas de más inmigración de que no sólo ellos tendrán que afrontar el problema de la lucha por los servicios públicos.

1 comentario sobre “Compromiso”

  1. jorgedioni » Blog Archive » Compromiso II dijo:

    […] Tengo una especial curiosidad por saber cuáles son “los principios y las costumbres españolas y valencianas” del compromiso no recogidas en el Ordenamiento Jurí­dico porque el enunciado del Consejero de Inmigración de la Generalitat separa explí­citamente las “leyes”. Tengo una especial curiosidad porque el principio fundamental de esta sociedad transformado en costumbre es el Proyecto Individual Inmediato; es decir, que cada uno haga lo que quiera mientras no moleste a los demás. […]

Deje un comentario


Cerrar
Enviar por Correo