Sospechoso

Hace años, un periodista de Zaragoza me dijo: a mí­ me gusta mucho Ví­ctor Fernández, pero deja los equipos en la UVI. Todo equipo por el que pase acabará en Segunda porque deja los vestuarios rotos. No quise discutir el tema pero es cierto que el Zaragoza acabó bajando, lo mismo que el Celta, el Betis y, de nuevo, el Zaragoza. Y sigue teniendo un excelente cartel. Rodrigo Rato dejó la economí­a española creciendo a un ritmo altí­simo pero con un modelo viciado: ladrillo fácil, dinero fácil y economí­a sumergida fácil. También dejó el FMI un cuarto de hora antes de que estallara la crisis subprime. Y sigue teniendo un excelente cartel. Hay gente que consigue no ser nunca sospechosa a pesar de ser la última en salir de la habitación donde se ha encontrado el cadáver.

Deje un comentario