Riesgo moral

El sabio Manolo Portela siempre habla de riesgo moral. El concepto (aquí­ se explica muy detalladamente) se resume en la capacidad de emprender actividades de riesgo asumiendo que siempre habrá salvavidas. Por ejemplo, Fernando Martí­n, presidente de Martinsa-Fadesa tiene un montón de suelo en nuestro rico y variopinto paí­s. Mientras duró el boom inmobiliario, su activo posible crecí­a y crecí­a hasta parecer un prí­apo pero, con la parada, el activo se pone morcillón, casi pasivo, y, además, los bancos ponen pegas para financiar nuevas casas porque dudan de que haya compradores y para refinanciar actividades pasadas porque nadie se fia de nadie (hay una mierda y nadie quiere moverse por si la tiene debajo). ¿Qué hace Fernando Martí­n?, ¿asumir el riesgo moral de su inversión? No, claro, pedir ayuda al Gobierno para que abarate la ejecución de nuevos planes urbaní­sticos y facilite la financiación bancaria. Por eso no hay liberales. Nadie asume el riesgo moral.

PD: Los que intentamos abandonar el marxismo keynesiano y adentrarnos en la procelosas aguas del monetarismo liberal leyendo a Rodrí­guez-Brown, Swartz o Sala-Marí­n, no entendemos cómo NADIE protesta por la escandalosa intervención en la economí­a de los Bancos Centrales. Si tiene que quebrar algún banco, que quiebre; también cerró Altos Hornos. De nuevo, el riesgo moral.  

PD2: Lea el siguiente texto publicado en Cinco Dí­as:

Seguridad y tranquilidad se han convertido paradójicamente en los dos conceptos que mejor definen la situación en el mercado europeo de bonos basura, que es como se denomina a aquellos tí­tulos de renta fija que tienen un alto riesgo de incurrir en impago. Ningún emisor europeo de estos bonos, también conocidos como high yield, se ha declarado en suspensión de pagos durante los últimos 12 meses, según un informe publicado ayer por Moody’s.

Es la primera vez que esto sucede desde 1998. Además, un 45% de los emisores europeos englobados en esta categorí­a está en revisión para una mejora de su calidad crediticia. El promedio de los últimos seis años habí­a sido del 27%. Pero este fenómeno no es exclusivo de Europa, ya que el ratio global de suspensión de pagos cayó en febrero al 1,6%, desde el 1,8% de enero. ‘Es uno de los ratios más bajos en la era moderna de la financiación apalancada’, reconoció el responsable del informe, David Hamilton, en unas declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg.

Es del tres de octubre de 2006. Un año después, chas. Búsque en la red la historia de los bonos basura y su inventor, Michael Milken.

1 comentario sobre “Riesgo moral”

  1. jorgedioni » Blog Archive » Ocho que ochenta dijo:

    […] En los primeros dí­as de enero, 250.000 parados; en marzo, cuando las Elecciones, 1,14 millones y ahora, 600.000. Todas estas cifras, sobre todo la de 1,14 tienen como objetivo presionar al Gobierno para conseguir ayudas directas o indirectas en forma de reformas legales que recalienten el mercado para que los acreededores no tengan tanta prisa. De nuevo, el riesgo moral que explica la imposibilidad del liberalismo entre los í­beros. […]

Deje un comentario