Humty Dumpty

El lunes, Zapatero inauguró una placa solar y, según cuenta ABC lanzó un

«Ecomitin» en La Moncloa

A la misma hora en que la UE presentaba en Bruselas el informe que critica a España por el incumplimiento de emisiones, el presidente del Gobierno, José Luis Rodrí­guez Zapatero, ignoraba ese dato y se lanzaba a anunciar «estí­mulos» del Ejecutivo al ahorro energético doméstico y a pedir a la sociedad española que en marzo «se ponga en marcha activamente y vote por un nuevo modelo energético». 

(…) «El cambio climático -comentarí­a después en su discurso público- es el desafí­o más grave que se cierne sobre la vida en la Tierra y exige un nuevo contrato del hombre con el planeta, con su entorno, con la naturaleza». Por ello, España se «volcará» en la próxima conferencia del clima en Bali el próximo mes de diciembre en preservar la calidad de vida en consonancia con sus socios de la UE, y el PSOE, en particular, quiere convertir el medio ambiente en «asunto central» de su campaña.

Un nuevo contrato del hombre con el planeta. Sarkozy lo hubiera llamado una refundación de la vida pero ambos conceptos sólo tienen una intención lingí¼í­stica. Nada más.

Nos ha visitado George Lakoff, cuyas aportaciones pueden buscar por la red. Nos quedamos con este párrafo, también de ABC:

El experto aclaró que él es más un teórico, en su calidad de profesor, que un asesor en lo práctico e inmediato (terreno en el que sí­ se sitúa su colega McKinnon) y que, desde su perspectiva, lo que tratará de explicar es que el lenguaje y la reiterada repetición de los mensajes modifican el cerebro del receptor, de modo que lo que moviliza a los votantes es el pensamiento inconsciente. En resumen, que votar no es un acto racional en función de unos intereses objetivos, sino algo más «emocional». Por eso, lejos de considerar a George Bush como un borrico (graví­simo error, en su opinión, de la progresí­a mundial y factor que ha impedido a los demócratas norteamericanos derrotarle), le ve como un personaje hábil. Del mismo modo, cree que los republicanos han venido obteniendo importantes réditos de la mezcla conceptual de la criminalidad con el terrorismo, y denuncia el cinismo plenamente generalizado de referirse a la «inmigración ilegal» cuando, dijo, «en contrapartida, nadie habla de consumidores ilegales». Así­, alentará que Zapatero venda la inmigración como un fenómento positivo, generador de riqueza. Y todo indica también que le animará a hablar del cambio climático, pues recordó que Gore no recurrió a este socorrido asidero en las presidenciales, y así­ le fue.

La pelea, como quedó claro en el diálogo de Alicia con Humpty Dumpty es quién manda aquí­

-Cuando yo empleo una palabra -dijo Humty Dumpty, en tono algo
pedante-, esa palabra significa exactamente lo que yo quiero que
signifique.

-La cuestión es -respondió Alicia- si usted puede
hacer que las palabras signifiquen
tantas cosas distintas.

-Te equivocas, niña. La cuestión es quién
manda aquí­.

El bloque de la derecha, como explica Lakoff, se ha quedado con las palabras seguridad o gestión, aplicando a la izquierda despilfarro o debilidad. El bloque de la izquierda tiene que pelear por el marco mental de la lucha contra el cambio climático.

Deje un comentario