Digestión

Montilla cumple un año como Presidente de la Generalitat. Hace un año y unos meses, discutí­amos en la Tertulia sobre si serí­a investido presidente después de perder las elecciones. Todos afirmaban que Ferraz obligarí­a al PSC a pactar con CiU; yo defendí­a que era una maniobra posible en muchas autonomí­as pero no en Catalunya. El PSC es un partido diferente, no una federación del PSOE, y no aceptarí­a alegremente el suicidio que significaba ceder el poder. Ayer, en una entrevista en El Paí­s:

P. Un pacto entre usted y Mas serí­a bien visto en el PSOE.

R. Pero es que nosotros trabajamos para Cataluña y los catalanes, no para que las cosas sean digeribles para otros.

Entre lí­neas: nosotros trabajamos para el PSC, no para el PSOE. Esto no es Navarra.

El viernes se comentó en la Tertulia el empate técnico que daba el CIS y la posibilidad de que el PP gane las elecciones y forme gobierno con el apoyo de CiU. Admito la posibilidad de que el PP retire todos los recursos de incostitucionalidad, que la Cope afirme que no conoce de nada a los de la AVT y que El Mundo declare que el referéndum de Ibarretxe y los incumplimientos de la Ley de Banderas son una muestra de la soberaní­a popular y la diversidad de las tierras de España. El bloque de la derecha está dispuesto a hacer muchos sacrificios para volver al poder. También tengo claro que el grupo dirigente de CiU, que va de un bandazo a otro, también quiere tocar poder porque, si no, será sustituido. Seguro que Foment del Treball, el Cercle de Economí­a, el Cí­rculo Ecuestre y demás instituciones empresariales catalanas también estarí­an encantadas. El problema es que el PP no tendrí­a nada que ofrecer a CiU. ¿Inversiones? ¿Quién las gestionarí­a?, ¿quién capitalizarí­a la mejora de la calidad de vida en Catalunya, la Generalitat o el grupo parlamentario de CiU en las Cortes o el grupo parlamentario de CiU en el Parlament? ¿Ministros de CiU? ¿Estarí­a dispuesta CiU, que busca arañar votos en el soberanismo, a asumir el coste de pactar con el partido del boicot al cava?  

Montilla resume el desconcierto de CiU:

Me parece excesivo tratar de construir la casa grande del catalanismo cuando es una casa que tiene dificultades para albergar a los inquilinos que llevan juntos 27 años.

PD: Se echa de menos un poco de humor. Es un tipo al que dan ganas de hacerle un test.

Deje un comentario