¿Qué pasa neng?

La semana pasada vimos un ví­deo sobre una agresión y nos espantamos de la brutalidad y la brutalidad de la pasividad. Dos dí­as después nos enteramos de que, en lo que llevamos de año, ha habido 400 hechos violentos sólo en el Metro de Madrid. Habitualmente, los periodistas tratamos de meter los hechos aislados en contextos para que se entiendan. Sin embargo, es más vistoso seguir la rutina del ‘estallido social’: descontextualizar un hecho, usarlo como metáfora de todos los pecados sociales y, para acabar, provocar un cambio legislativo extemporáneo. La doctrina Parot, por ejemplo.

Lo más inteligente, en Escolar:  

El neng del tren tuvo mala suerte. Si en lugar de un tren con videovigilancia en Barcelona hubiese escogido un descampado en El Ejido, otro gallo le cantarí­a. En esta ciudad de Almerí­a, el PP ha pedido el indulto para dos vecinos que secuestraron y apalearon con bates a unos inmigrantes. El PAL, el partido del alcalde, el ex del PP Juan Enciso, también apoya la moción. El PSOE, que gobierna la Diputación de Almerí­a con el apoyo del PAL, se opone sólo tibiamente: los socialistas piden ahora el tercer grado, aunque en otras votaciones municipales también respaldaron el indulto. Aquel dí­a no habí­a ninguna cámara de ví­deo.

Deje un comentario