España no es Malasaña

Iba a escribir algo con este título, pero ya lo ha hecho Esteban Hernández (El fin de la clase media) en El Confidencial.

“…todo lo más que propusieron [UP] fue convertirse en un nuevo PSOE. Error: los problemas actuales, los que están haciendo que los partidos extrasistémicos funcionen hoy en Europa, tienen que ver con un asunto central, lo material, mucho más que con la corrupción y con más democracia. La mayoría de las formaciones de derechas lo articulan mediante su oposición a la inmigración y la UE, pero el núcleo que da sentido al discurso es el descenso en el nivel de vida, las peores opciones vitales, los salarios menguantes y la inexistencia de empleo.

Casi todos los cambios sociales en Occidente provienen de aquí y, en ese contexto, lo único que hizo Podemos es repetir eso de los derechos sociales que tanto hemos oído al PSOE. Sus argumentos eran particularmente débiles, y no es que no supieran hacer de la economía el centro de sus propuestas, es que ni siquiera lo intentaron. Prefirieron vivir en el mundo líquido en su convicción de que ellos sí conocían a la sociedad actual”.

“tienen que resituar sus mensajes alrededor de los problemas de la gente, ofreciendo soluciones de verdad, y no discursos tan amables como inútiles. La derecha europea está triunfando por hacerse atrevida, no por ser pacata. Tienen que dejarse del rollo activista, ese que les hace triunfar en Lavapiés y fracasar en los barrios obreros y en las provincias, y entender en qué sociedad viven, cuáles son los problemas de la gente común, ver quiénes han salido perdiendo en este cambio de sistema económico y cómo se puede modificar ese rumbo”.

El artículo completo, aquí.

PD: A moro muerto, gran lanzada, podría decirse. Bien, esto ha escrito Esteban Hernández últimamente:

El experimento de Podemos que facilitará que gobierne el PP
La actuación en Vallecas de Silvio Rodríguez esta semana es representativa del tipo de apuestas que los de Iglesias manejan para subir electoralmente. Y quizá no les sirvan
8 de mayo

Por qué la izquierda no puede ganar estas elecciones: una explicación
La insistencia de la izquierda española en evitar los discursos sobre el trabajo y sobre los pequeños negocios explica los motivos que impiden que sean fuerzas transversales
15 de junio

Deje un comentario