Se busca MILV (Mature I’d Like to Vote)

La encuesta de El Periódico da un empate al Partit del President y a una Catalunya en Comú, aún no organizada y sin candidato. Un proceso de confluencia de partidos y movimientos sociales, un Olivo, dirigido por una figura veterana y relevante, un Pepe Múgica, ganaría cualquier elección en España, salvo en Andalucía y País Vasco, quizá los dos territorios más conservadores.

Imaginemos al frente de Catalunya en Comú a un MILV (Mature I’d Like to Vote) como Joan Subirats, un tipo capaz de desarbolar moralmente a la derecha como hizo Carmena con Aguirre, una persona capaz de diluir el voto del miedo y desactivar la resignación social que está detrás del proceso de cohesión nacional.

Lo veremos en Catalunya. En las generales, la explicación está en el artículo de Cxt sobre cómo se hicieron las listas de Ahora Madrid.

Podemos apostaba por unas primarias de corte mayoritario con listas abiertas, como las que emplea en sus procesos internos. Así, se aseguraría los puestos de cabecera, relegando a los demás al papel de mero acompañamiento o relleno. Es decir, si se hacían a su manera, Podemos se haría con el control del proceso negociador, decidiendo quién entraba en la unidad popular y en qué posición.

A Podemos le interesaba este modelo para descabalgar a dos sectores que le resultaban molestos: IU-Madrid, encabezado por el ganador de las primarias de la coalición, Mauricio Valiente; y los municipalistas, cuya cabeza visible es Pablo Carmona, corriente asamblearia de Ganemos Madrid (equivalente a unas CUP madrileñas) que sintoniza demasiado bien con los críticos de Vistalegre.

En Ganemos Madrid tenían otra idea. Querían unas primarias que repartieran los puestos entre las familias en proporción a su número de votos. Defendieron la adopción del recuento Dowdall, un sistema de voto ponderado y personalizado que reparte posiciones de manera similar a una fórmula D’Hondt.

El 28 de enero Podemos aceptó el recuento Dowdall. Pero a finales de febrero intentó revertir el acuerdo, proponiendo de nuevo un sistema mayoritario. Este gesto sentó fatal en Ganemos. Se amagó con la ruptura. La crisis saltó a la prensa. Finalmente, Podemos dio su brazo a torcer y reculó. Al día siguiente (casualidad o no) Carmena dijo sí a la propuesta de postulación a la alcaldía.

El resultado de la pugna tuvo efectos de calado. A Podemos le incomodaba el sistema proporcional. Le quitaba peso político. Daba alas a sus críticos, que tenían ante sí una oportunidad honorable de conseguir buenos resultados. Podemos tenía que reaccionar. Y reaccionó. Adaptándose. Presentó a las primarias una lista encabezada por Carmena pero acompañada de numerosos independientes, gente de Equo, destacados líderes de Ganemos y unos pocos militantes de Podemos. Era la salida más lógica: si quería ganar las primarias en un contexto tan competitivo, necesitaba que su lista fuese aglutinante. Y ganaron, salvando a Carmena. Pero pagaron un precio: apenas 5 de los 20 puestos de concejal de Ahora Madrid serán para sus militantes. El resto, o son independientes o son de Ganemos.

Cinco de 20; el primero, el número cinco. Eso es lo que no quiere el grupo dirigente de Podemos que suceda en un proceso de unidad popular abierto. No hay más. No hay problemas de ideología, ni de programa, ni bla, bla, bla. Es su juguete y, como los niños en los parques, antes lo rompo.

2 comentarios sobre “Se busca MILV (Mature I’d Like to Vote)”

  1. tarantamocos dijo:

    ¿Porque siempre tengo la sensación que el nivel de testosterona es 2 grados más alto en la izquierda en Madrid que en la izquierda en Barcelona?

  2. Jordi dijo:

    Tanto juego de tronos y al final resultará que Pablo Iglesias es mas de scattergories. Espero que al final alguien le haga ver que un pulpo no es un animal de compañia.

Deje un comentario