Cambio de lo mismo

El gran vencedor de las elecciones andaluzas ha sido el departamento de políticas de la Complutense; Iglesias, Errejón, etc.; la Tuerka, para abreviar. Su lectura del populismo basada en Laclau ha triunfado sin paliativos, aunque la división del botín hace que sea complicado verlo.

La propuesta pasaba por desideologizar el proyecto político, eludir la mayoría de las cuestiones, aludir a la parte emocional y centrarse en dos o tres temas sin concretar mucho y buscando siempre una división clara para movilizar al electorado (no es una crítica, lean a Laclau o esto).

Esa ha sido la campaña de Podemos, pero no sólo. Esa ha sido la campaña de Ciudadanos, un partido con más piezas que una caja de Lego (ya irán saliendo) y, sobre todo, esa ha sido la campaña de Susana Díaz, que no del PSOE. Los grandes perdedores han sido los partidos ideológicos.

Podemos, Ciudadanos y Díaz apenas han hecho promesas, más allá del cambio, cada uno con sus matices: el cambio de lo mismo, el cambio de lo parecido y el cambio de lo otro.

La gente ha preferido el cambio de lo mismo. Si les cuesta reconocer este concepto, sólo tienen que acudir a la carrera musical de Jarabe de Palo o Melendi. Las emisoras españolas de música se basan en esa idea y Andalucía ha votado por un cambio tan profundo como la variedad que, según su eslogan, ofrece Cadena 100.

Díaz, en concreto, ha usado un recurso muy catalán, el sucursalismo, para atacar al PP y ha dividido el terreno electoral a la manera de Pujol: Andalucía y Fuera; nosotros y los de fuera y, si yo soy nosotros (Pujol/Pueblo), el otro es ellos, es el de fuera (Madrid/Casta). Hemos resistido, un verbo muy apreciado en España, a los de fuera, no han podido con nosotros.

Después, dos temas: cambio de modelo productivo y potenciar los servicios públicos, ¿cómo? Da igual. Lo importante, dice Laclau, es la movilización, ganar las elecciones. No hay que profundizar. Y, como guinda, la emoción de la biografía personal. Qué poca política queda en la política.

PD: Los resultados más interesantes de ayer están en las ciudades. Las municipales serán las elecciones más importantes que se hayan celebrado en España en muchos años. Mucha gente con ganas de hacer cosas va a poder hacerlas.

Deje un comentario