A por las pymes

Cuando las cosas pasan, hay mucha gente que se queja de que nadie avisó. El problema es que no han estado atentos porque las cosas no suelen estar en documentos secretos, sino en la prensa diaria.

Publica Sergio Saiz en Expansión:

Los fondos de capital riesgo despiden 2014 como un año récord de actividad en España en la nueva etapa que emprendió el sector tras la crisis. Pero las perspectivas para 2015 son aún mejores y se prevé que sea un buen ejercicio tanto para atraer capital y cerrar nuevos vehículos de inversión, como para participar en grandes transacciones. […]

Si hasta hace poco los activos tóxicos y las compañías con graves problemas eran el foco de muchos inversores oportunistas, las previsiones apuntan a que ahora serán las empresas familiares las principales destinatarias de la atención de los inversores, tanto nacionales como internacionales.

Saura considera que, por ejemplo, el mercado inmobiliario “ha dejado de ser percibido como una ganga y las oportunidades se analizan con cautela”. En general, los precios de las operaciones también han subido, ya que hay más candidatos interesados por un mismo activo, lo que hace que las valoraciones también mejoren.

Según Lavilla, “además de lo que viene siendo habitual en el mercado español de capital riesgo, en la apuesta por la pyme con inversiones de menos de 5 millones, habrá más operaciones en el segmento del middle market y en reestructuración de empresas en crisis”.

¿Queda claro? Esas pymes con problemas en el crédito y que ya no tienen ese fanalillo de la exportación son el objetivo; son la carroña.

20 Minutos contextualiza: Las pequeñas y medianas empresas representan más del 90% del tejido empresarial en España y son las principales generadoras de empleo. El Ministerio de Industria tenía registradas en marzo de 2014 más de 1,1 millones de pymes, frente a solo 4.188 empresas de gran tamaño.

La rentabilidad de esa inversión, de la especulación, más que por liquidaciones, más molestas, viene por compras, fusiones y desguaces. Cinco Días nos dijo el sábado: Las fusiones y adquisiciones aumentaron un 54% en 2014.

Era algo previsible: “España es un país con un gran botín en forma de empresas que, en los últimos años, se han internacionalizado con tanto éxito que el mercado nacional es una rémora. Lo lógico es que muchas de ellas, muy baratas por las bajadas del Ibex, sean compradas y dejen de ser españolas. Espero equivocarme”. (16/3/2012). Y no solo las del Ibex.

Deje un comentario