Controlar

Leo:

Barcelona se enfrenta al limbo de las fiestas en barcos. Ayuntamiento y Generalitat intentarán erradicar estos saraos de manera indirecta al no tener competencias para actuar en el mar

San Fermín 2014: Nuevas escenas de tocamientos a mujeres pese a la campaña en contra. La campaña del Ayuntamiento no logra evitar las polémicas imágenes de hombres tocando los pechos a visitantes

Denuncian a bares en Mallorca que ofrecen copas gratis a cambio de felaciones. El Instituto de la Mujer traslada a la Fiscalía las quejas contra los locales que han puesto de moda esta práctica en Magaluf

Y me preguntó si alguna de esas personas que se emborracha, que se deja tocar o que fela al personal lo hace de una forma forzada. O si molestan el descanso de alguien. O si ensucian. Si no, no entiendo ese miedo a que cada uno haga lo que le dé la gana con su vida y su cuerpo en cosas que, además, se hacen precisamente para salir en la tele y ser denunciadas.

Leo estas noticias la misma semana en que Gowex ha quebrado dejando un pufo descomunal, precisamente, porque nadie lo controlaba. Y el día después de que el presidente del Tribunal de Cuentas, organismo controlador de las administraciones públicas, haya pedido una auditoria externa, y extranjera.

2 comentarios sobre “Controlar”

  1. Jordi dijo:

    Totalmente de acuerdo.

  2. javier dijo:

    Y pocos días después (el viernes por la tarde, en plena operación salida) de que el gobierno de un registrador como Rajoy aprobara por decreto la privatización ¡del Registro Civil!, y que sólo un medio escrito, Público, publicase la noticia, que no vi ni en el País, ni en la Vanguardia, ni en el Mundo…. ni en ningún telediario, ni nacional, ni autonómico…

    Supongo que en este narcocapitalismo en que vivimos (Saviano), una mujer haciendo mamadas voluntarias en una disco o las imágenes (ofrecidas en paquetes, como en las páginas porno, da igual el año…), de guiris con una copa de más ofreciendo felices sus tetas a la multitud… potencian mucho más la idea de Sodoma y Gomorra, la de que la civilización se hunde, que la del tipo ese estirado con pinta de coach del todo a cien, que al fin y al cabo, no es más que otra estafa más.

    Mano dura, pero siempre para los demás.

    Saludos.

    Javier

Deje un comentario