Nada

Mónica Oriol tiene razón. Esa gente es nada, ha elegido ser nada, ¿por qué tiene que pagarles algo?, ¿por qué tiene ni siquiera que pensar en ellos? Se puede pagar a los que son algo, a los que ofrecen contratos de cinco millones de euros (protección en Euskadi), a los que abren nuevas líneas de negocios (vigilancia penitenciaria), pero los trabajadores no son nada porque han elegido ser nada, no tener ningún medio político para participar en la vida pública.

Mónica Oriol tiene razón y el Partido del Orden volverá a ganar las elecciones con el voto de los nada, que ratificarán su nada.

Deje un comentario