Necromanticismo

Para entender el necromanticismo de estos días, hay que leer a Valle Inclán. No recuerdo el título, pero son dos personajes, el director y el redactor, a cargo de una gacetilla conservadora. Hablan sobre la necrológica de un político.

El director dice algo así: “Este gran hombre que siempre defendió con bravura al partido conservador”. El redactor le corrige: “Era liberal”. El director muestra su sorpresa. El redactor se lo confirma y recupera números atrasados de la gacetilla en los que se critica duramente al político muerto.

El director corrige: “Este gran hombre, que de haber sabido la deriva de los acontecimientos, habría defendido con bravura al partido conservador”. El redactor aplaude.

Deje un comentario