Portazgos, sisas, consumos, etc. (y cómo ganar las próximas elecciones)

La reforma fiscal propuesta por el gobierno, formulada a través de un grupo de expertos, era previsible: regreso al pasado. Hasta el 45, 75 en España, la mayoría de impuestos eran directos, fijos y discrecionales. Había muchos sobre la pequeña producción y el comercio: portazgos, sisas, consumos, etc. o sobre las pequeñas propiedades. Era un sistema que promovía la desigualdad, consolidaba la estructura social y facilitaba la creación crear zonas de impunidad.

La sustitución de los impuestos indirectos, proporcionales, universales y redistributivos a un sistema de tasas fijas, discrecionales y extractivas es algo que está en el nuevo consenso del 89, el estado corporativo. No hay grandes diferencias entre este gobierno y el anterior, donde había un ministro, Miguel Sebastián, que proponía un tipo único y muchas deducciones. Es el modelo de la Comunidad de Madrid, donde uno puede deducirse los gastos del colegio privado o del servicio doméstico. Seguro que Sebastián no pensaba en esas deducciones, pero la clave es el consenso, el marco, el escenario, no los actores. La Comunidad de Madrid lleva años en ese proceso. Hace dos años, Esperanza Aguirre creó en un solo día 74 nuevas tasas fijas, discrecionales y extractivas.

Como ya advertían Marx y Engels, no es necesario estar en contra de la propiedad privada de los trabajadores porque no existe. El modelo de producción y propiedad burgués se encarga periódicamente de hacer que desaparezca.

PD: Si hubiera oposición, el PP tendría las elecciones perdidas. Ese comité de expertos propone gravar la primera vivienda en un país en el que todo el que puede tiene una. Basta con coger ese tema y no dejarlo, no dejarlo, no dejarlo, no dejarlo en el año y medio que queda hasta las elecciones y, cuando el PP lo desmienta, recordar sus numerosos incumplimientos de 2011: dijeron que no iban a subir los impuestos, que no iban a subir el IVA, que no iban a recortar en educación, etc. Ah, y encontrar un buen nombre para el impuesto: el ibazo, el IBI de Rajoy, el MarianIBI, etc. Hoy no estoy inspirado.

2 comentarios sobre “Portazgos, sisas, consumos, etc. (y cómo ganar las próximas elecciones)”

  1. javier dijo:

    En El mundo de ayer, Stefan Zweig comenta, ante el vuelco masivo al nazismo en Alemania, lo mucho que le sorprende hasta qué punto la gente prefiere el orden (o una apariencia de tal) a todo lo demás.
    La propaganda funciona, y la implacable funciona de manera implacable. Si además el caldo de cultivo es una sociedad en crisis, zarandeada constantemente, y con unos niveles de ignorancia considerables (los EUA son una muestra-avanzadilla perfecta) y un grado de libertad de conciencia más bien limitado (décadas de sistemas educativos volcados en ello, con unos niveles de profesorado como para echarse a llorar), pues cuaja lo que cuaja.
    Estoy convencido de que a día de hoy, lo rojo causa un desasosiego más sutil y profundo que en el 39 o el 45. Nadie es obrero, todos son clase media. El sentimiento de clase sólo aflora cuando la gente lo ha perdido todo, cuando ya es tarde. Una suerte de neo miserables mandando wasaps mientras les desahucian, pero que darían un riñón por volver a lo de antes…

    Saludos.

  2. jorgedioni dijo:

    Compartí piso con un alemán cuya familia paterna había votado a los nazis. Me explicaba que, tras superar la hiperinflación, la gente creía que había vuelto a la normalidad y llegó el 29. La desigualdad es revolucionaria, pero no se sabe por dónde puede salir.

    Un abrazo

    PD: Zweig es una maravilla.

Deje un comentario