Buffet tiene razón

Leo en El Economista:

Buffett prevé “malas noticias” para las pensiones públicas 

[…] El inversor hizo sonar las alarmas al respecto al clarificar lo que muchos ya se temían: los problemas financieros de los gobiernos no permitirá el pago de las pensiones prometidas. “Los ciudadanos y los funcionarios públicos generalmente subestimaron la gigantesca carga financiera originada cuando se prometió financiar las pensiones públicas”, dijo. “Durante la próxima década, vamos a leer muchas malas noticias sobre los planes de pensiones públicas”, pronosticó Buffett. Un hecho que ya hemos visto con la quiebra de Detroit, donde los pensionistas tendrán que asumir una quita de hasta el 34 por ciento. […]

Tiene razón. Si buscan informaciones de los 90, las pensiones deberían haber quebrado ya varias veces. Por ejemplo, el Círculo de Empresarios dijo en 1996 que el sistema público español acumularía en 2010 un déficit del 10,74% del PIB cuando sucedió al revés, una hucha de ahorro que equivalía al 6% del PIB. Pero, esta vez, tiene razón porque se están destruyendo desde dentro.

El primer truco fue vincular pensiones con cotizaciones a la seguridad social, como si fueran compartimentos estanco, en lugar de ver al estado como un todo. Las cotizaciones sociales no son un impuesto vinculado, sino un ingreso del estado. Las pensiones son un servicio público ofrecido por el estado y es una decisión política considerarlas algo importante o no. Es una decisión política decidir si el pago de las pensiones es irrenunciable o lo es el pago de la deuda externa. No se aplica el mismo esquema dirigista a la Casa Real o las confesiones religiosas para, por ejemplo, entregar a la Iglesia Católica los 270 millones que recauda por el IRPF en lugar de los alrededor de 10.000 que recibe del erario público.

Esa vinculación directa sí sucede en las empresas privadas. Es decir, si una gestora de fondos mete dinero en Madoff y este hace abracadabra, el dinero se esfuma y no puede sacarlo de otro lugar, salvo que aumente la base de inversión (encuentre más primos) o procesos de creación de valor (dar golpes más grandes). Tal cosa comenzó a pasar en 2008. Ese año, los fondos privados en el mundo perdieron el 18,3% de su valor, según Inverco, patronal de la inversión colectiva en España. Y la caída fue generalizada: del 37% en Reino Unido, que sigue por debajo del nivel de 2000, el 27% en Canadá, el 20% en EEUU, el 9% en España. Desde ese año, los estados están promoviendo transferencias de renta desde los sectores productivos al financiero para tapar esas pérdidas. Es decir, los estados no solo pierden recursos propios que podrían dedicar a las pensiones, sino que los dedican a sectores que no cotizan.

Esa es otra razón. La progresiva sustitución de los impuestos indirectos por tasas directas y la extensión de las zonas de impunidad fiscal para personas y empresas reduce aún más los ingresos de los planes de pensiones públicos. Tambén, las decisiones para modificar el mercado laboral y cambiar una estructura de empleos sólidos y con remuneraciones adaptadas al IPC por la precariedad y la miseria, que solo beneficia a las élites propietarias y no produce recursos para el estado: ni cotizaciones, ni impuestos, ni consumo. Por ejemplo, la legislación laboral española.

Buffett tiene razón. Las pensiones públicas van a dar malas noticias porque es en lo que se está trabajando.

PD: Sigue El Economista: Berkshire Hathaway [el fondo de Buffet] registró un beneficio neto el año pasado que alcanzó los 19.500 millones de dólares, muy por encima de los 14.800 millones acumulados en 2012. Sólo en el último trimestre de 2013, el beneficio por acción de clase A del brazo financiero del oráculo de Omaha se situó en los 3.035 dólares, alrededor de un 9,6 por ciento más que hace un año.

Deje un comentario