Los liberales acabarán matando la libertad

La lucha por los recursos es siempre violenta, explícita o implícita, explosiva o civilizada. En las sociedades complejas, los grupos sociales luchan violentamente por los recursos tratando de influir en la elaboración de leyes, en su desarrollo y ejecución, y en su interpretación a través de los tribunales. Cada grupo depende de su capacidad de coerción.

Leo en El Economista:

Las sicavs salen de la crisis al cerrar un año soberbio con subidas del 9%

Así, sin pudor. El texto de Arantxa Rubio tiene el mismo tono pornográfico que el titular.

A falta de unos días para que acabe 2013 toca hacer balance del año: no sólo es uno de los mejores para los fondos de inversión en la última década, sino que otras instituciones de inversión colectiva, como son las sicavs, van a cerrar su tercer mejor ejercicio en una década y el mejor de la actual crisis económica, con subidas ponderadas por patrimonio de un 9,08  por ciento, una rentabilidad que no alcanzaban desde 2006, cuando avanzaron un 12,13 por ciento, y 2003, cuando ganaron un 10,82 por ciento. Los requisitos para ellas son dos: tener un capital mínimo de 2,4 millones de euros y estar compuestas por, almenos, 100 inversores. Estas sociedades tienen el mismo tratamiento fiscal que los fondos y los planes de pensiones: los posibles beneficios obtenidos de la inversión sólo tributan al 1 por ciento del Impuesto de Sociedades mientras se mantengan las participaciones. En el momento en que se vendan esas participaciones, tributan al marginal si se trata de plusvalías de menos de un año, y al 21, 25 ó 27 por ciento en función de la misma si supera el año de antigüedad. […] En lo que va de año se han creado 107 nuevas sociedades, el triple que el ejercicio anterior.

Cualquier autónomo tiene una retención en sus facturas del 21%. ¿Por qué 200 euros cotizan lo mismo o más que 200 millones? Porque el grupo social de los 200 euros no tiene ningún tipo de influencia en nada.

Es interesante que el texto tenga una pequeña línea propagandística.

Las sicavs están al alcance de cualquier persona, ya que se puede invertir en ellas porque cotizan en la bolsa española.

Es uno de los usos tramposos con los que suele usarse la palabra libertad. Como existe, se puede acceder. En eso ha quedado el propio concepto y es peligroso. Se reduce la libertad a un concepto económico, cuando la libertad económica es un concepto filosófico. Y, señalando que la libertad es la posibilidad imposible, se sitúa en el mundo de lo fantástico, cuando no, de lo extraño o lo contrario.

Los liberales acabarán matando la libertad.

Deje un comentario